lunes, 31 de octubre de 2011

¡ENHORABUENA!

(foto cortesía Ángeles)
A las 11:00 horas del día 29, desde la Plaza de Santo Domingo, de la capital leonesa, daba comienzo la carrera solidaria “A Santiago contra el Cáncer”.
Un reto de tres días que afrontaban once valientes de la Escuela del Corredor Ule-Chorco, con fin de recaudar fondos para
la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Y en torno a las 14:00 horas del día 31, esos valientes llegaban a Santiago de Compostela, a la plaza del Obradoiro.
(foto cortesía "A Santiago contra el Cáncer)

¡¡¡ENHORABUENA!!!

Estos voluntarios de la Escuela del Corredor Ule-Chorco, como ya comenté en otra entrada anterior, han hecho de “conejillos de indias” con el fin de ver los problemas que pudieran surgir durante el trayecto, ya que quieren acometer una segunda fase en el mes de junio, en el que ya quieren implicar a todo el mundo. Ellos han sido la punta de lanza.
En junio, o cuando quieran, y si definitivamente quieren, mis piernas y mi corazón estarán con ellos.

sábado, 29 de octubre de 2011

¿QUÉ OS ESTORBABA QUE VIVIERA JOSÉ ÁNGEL?

(foto cortesía de Fulgencio Fernández)
En pocas horas las victimas del terrorismo vuelven a salir a la calle. Las víctimas olvidadas, de las que los políticos no se acuerdan ni en campaña electoral; unos políticos que después se dedicarán a gastar dinero en leyes como la memoria histórica, ja.
Y ahora, por un comunicado, de unos encapuchados, con visos electoralistas, dicen que las víctimas piden venganza. No, las víctimas nunca han pedido venganza (algo que nunca he entendido), solo piden MEMORIA, DIGNIDAD Y JUSTICIA; solo eso.
Y hoy, el día en que las víctimas olvidadas vuelven (obligadas) a la calle, recuerdo el artículo "La mujer que se fue sin respuesta", que en La Crónica de León, del día 23 de octubre, escribió Flugencio Fernández; aunque más que el relato, recuerdo la imagen. Una imagen llena de dolor. Una imagen en la que Humildad, así se llama la triste protagonista, Humildad, no clama venganza. Una imagen en la que Humildad solo pregunta: ¿Qué os estorbaba que viviera José Ángel?.
Espero que alguién, algún día, responda a Humildad, y que ella en el cielo sea capaz de volver a sonreir.

miércoles, 26 de octubre de 2011

INICIATIVA SOLIDARIA

Vivimos en una sociedad cada más insolidaria y cada vez con menos valores humanos, donde cada uno va a lo suyo. Enfermedades, pobreza, violencia....Nada nos importa si no nos roza o si no nos atrapa. Vivimos (o morimos) demasiado deprisa.
Aunque siempre hay una excepción, un gesto o alguien que decide hacer algo para que nuestras dormidas conciencias despierten.
Y en esta ocasión esa excepción, ese gesto, ese alguien ha llamado a las puertas del atletismo popular, y desde la Escuela del Corredor Ule-Chorco han lanzado la campaña “Correr es vivir contra el cáncer”, con el fin de recaudar fondos para la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).
El reto consiste en recorrer el Camino de Santiago entre León y Santiago de Compostela por relevos en tres días, y para ello sus organizadores lo dividen en dos fases.
Una primera fase experimental, que dará comienzo el día 29 y finalizará el día 31 en la plaza del Obradoiro, en la que nueve voluntarios de la Escuela del Corredor Ule-Chorco harán de “conejillos de indias” para ver los posibles problemas que puedan surgir.
Después, en el mes de junio del año que viene tienen previsto la segunda fase, en la que pretenden implicar a colectivos, asociaciones y clubes de corredores populares para hacer el recorrido entre León y Santiago de Compostela por relevos en tres días.
Cada corredor tendrá que aportar un patrocinador que haga una donación a la AECC. Los organizadores, entre las dos iniciativas, quieren lograr una ayuda de 10000 euros.
Iniciativas como esta son las que hacen que no perdamos la condición de humanos.

lunes, 24 de octubre de 2011

FIEL A LAS COSTUMBRES


A pesar de caminar (o correr) hacia el final de mi temporada; de estar entrenando con la mínima intensidad necesaria para afrontar con éxito las dos últimas carreras de la Copa Diputación, la de Peñacorada y la de Dragonte; a pesar de los pesares no cambio las costumbres y como es habitual en la semana post-carrera la dedico a recuperar el esfuerzo.
Empiezo con esa recuperación el lunes, aún con el fresco recuerdo de lo acontecido el fin de semana, el reencuentro con los amigos y la carrera hombro con hombro con mi hija. La Candamia, un rodaje fácil, suave, de apenas 33´. Lo suficiente para activar los músculos y estirar con las mejores garantías de cara a esa recuperación.
El miércoles, volví a calzarme de corto; 52´de correrías por los pinos, buscando una ruta accesible, huyendo de subidas y bajadas, ya tendré tiempo de cuestas cuando empieze a pensar en Dragonte, que no tardaré mucho en ello.
El jueves y viernes descanso. Triunfó la vagancia.
El sábado, vuelvo a hacer deporte, pero esta vez cambio radical, sustituyo las zapatillas de correr y los caminos por la pista y la raqueta de pádel. Es la segunda vez que juego y he de reconocer, y no me duelen prendas, que no tengo ni idea, aunque espero mejorar lo suficiente para poder ganar a quien me ha llevado a ello, mi hijo.
Y el domingo, la última salida de la semana, corta también, 35´con la lluvia por testigo (la primera mojadura del otoño), y antes de acudir a la presentación, en el colegio Peñacorada, de los nuevos integrantes del equipo y de su nueva equipación. Suerte a todos ellos en esta nueva andadura.
Y así termina la historia de una semana sin historia.

sábado, 22 de octubre de 2011

LECHE Y CACAO

Todos sabemos la importancia que tiene para nosotros, los que practicamos deporte, la hidratación, y que es algo que debemos tener presente antes, durante y sobre todo después del ejercicio.
El mercado y sobre todo esta sociedad de consumo en la que estamos inmersos, y de la que no podemos ser ajenos, nos bombardea constantemente con productos milagrosos, con todo tipo de bebidas isotónicas, que ayudan a que la recuperación tras un duro ejercicio sea más rápida, y que debido al auge del atletismo popular no tienen nada de baratos.
Y sin embargo, según los trabajos presentados en el Congreso Americano de Medicina Deportiva, la leche con cacao es una de las mejores bebidas que podemos tomar para recuperarnos de un duro entrenamiento, ya que además de hidratar ayuda a la recuperación de nuestro tejido muscular; además la leche con cacao baja en grasa ofrece mejores resultados que algunas bebidas con carbohidratos pensadas para deportistas, y por supuesto es un producto mucho más económico.
Habrá que hacer la prueba, al menos este experimento no tiene porque sentar mal a nuestro organismo.
Si es que la leche es la leche.

miércoles, 19 de octubre de 2011

XIII MEDIA MARATÓN DE LA BAÑEZA: MI HISTORIA

Llego a la La Bañeza con la misma ilusión de siempre; es una carrera que me gusta porque desde hace años es un día de encuentros (o de reencuentros) y en especial con mi amigo Abe. Llego con un solo objetivo "Dejar al cuerpo correr", aunque ese no es el único pensamiento que ocupa mi mente mientras espero inmerso en el ritual de la salida. Se repiten gestos, se buscan sensaciones, suena el silbato y se hace el silencio. Dejo de pensar y empiezo a correr. Con tranquilidad busco la presencia de Sonia (el otro pensamiento), veo que me sigue, la aglomeración de momento no nos permite correr juntos. Se pone a mi altura, con Abe también de escolta, y fijo un ritmo, ahora lo puedo decir (ella no sabía de mis pensamientos), que le pueda ayudar a bajar el tiempo que había conseguido en la media maratón de León, allá por el mes de marzo. No me importa que sea por un segundo, así que no tengo prisa, "Dejar al cuerpo correr", solo tengo que hacer eso. No sé como esta ella, pero confio en que pueda llevar el ritmo cómodo que he fijado. Transcurren los primeros kilómetros por las calles bañezanas antes de salir a carretera abierta. Sonia, sigue a mi lado, escuchando su ipod, con Abe ya a lo suyo, no es su guerra, aunque estoy seguro que le gustaría que lo fuera. A 5´10´´, ritmo constante, o casí constante. "¿Qué tal?". "Bien". Los pequeños pueblos aparecen y desaparecen tras nuestros pasos. Pueblos casi desiertos, con escasa animación pero que agradecemos de corazón. Kilómetro tras kilómetro nos va acercando al objetivo. Un gesto con la mano, kilómetro 16, me indica que no va bien, levanto el pie y por unos metros pongo un ritmo más cómodo, lo asimila y seguimos. Sé que bajará el tiempo de León, no sé por cuanto, depende de éstos kilómetros. El terreno ahora favorable. "No voy bien, la pierna la tengo muy mal". "Tranquila, dos kilómetros solo, un último esfuerzo". Le concedo otro leve respiro, la larga recta que discurre entre el 19 y 20 se hace larga. Entramos de nuevo en La Bañeza. Útimo kilómetro, esto ya es más fácil. Giro a la izquierda, el último. Ángeles el último apoyo. El arco de meta. El crono, mi crono 1h48´38´´.
Al final mi objetivo y mi pensamiento cumplidos. Se puede pedir algo más.
Y antes de teminar agradecer la presencia en la carrera de mi amigo Abe (sé el esfuerzo que le ha supuesto) y del apoyo de Tábita, Noira y Elba, y de Ángeles.

domingo, 16 de octubre de 2011

XIII MEDIA MARATÓN LA BAÑEZA: POR ÁNGELES

sábado, 15 de octubre de 2011

DE VUELTA A LA COPA

Lo normal en una semana de carrera es que haga tres entrenamientos, donde la exigencia sea igual o parecida a la que preveo tener durante la misma.
El lunes, unos ocho kilómetros, con alguna cuesta de por medio, y a un ritmo tranquilo. El miércoles, aprovechando la festividad del Pilar, quise hacer una tirada un poco más larga, pero sin pasarme; ¿quice kilómetros?, pues vale; y con esa idea empiezo, pero después de cincuenta minutos de rodaje, mi cuerpo es "atacado" por una tal "pájara", y lo que hasta el momento era una salida placentera se convitió en una pesadilla; así que cambio de dirección y para casa que, ya habrá mejores ocasiones. Y tras unos trece kilómetros y unas pésimas sensaciones, un solo pensamiento "mañana será otro día". Y ayer viernes, un rodaje suave, seis tranquilos kilómetros, y vuelta al buen camino. Así termina la semana, poco bagaje, ya lo sé, pero la verdad es que no tengo ganas de mucho más.
Y así, después de las ausencias obligadas, por mi participación en la Subida al Anglirú y el Maratón de Berlín, de la Legua y Media Nocturna de Benavides de Órbigo y de la Carrera de Relevos del Camino de Santiago, retorno a las carreras de la Copa. Y que mejor escenario que la Media Maratón de La Bañeza.
No voy a negar que es una carrera a la que le tengo un cariño especial. Desde hace años es punto de encuentro con mis amigos de Madrid, además de ser una de las primeras carreras que pasaron a mi calendario particular.
Para la carrera solo un objetivo: Dejar al cuerpo correr.

miércoles, 12 de octubre de 2011

RECUERDOS


Ante mí una foto (no la de la entrada). Un aeropuerto. Tres amigos, sonrientes ellos, con sus camisetas del 38 maratón de Berlín, y con la medalla que les convierte en "finisher". Una foto del final de un viaje. Una foto de muchos recuerdos.
Cansado; este es mi estado. Con ganas de acabar mi temporada; aunque en mi interior sé que ésta ya ha terminado. A medio camino entre el descanso y los suaves rodajes. Lo suficiente para correr las tres carreras de la Copa que quedan; una media, una de ¿diez?, y la última, la subida a Dragonte. Tengo ganas de reencontrarme con la Copa, después de mis dos ausencias, la subida al Anglirú y el maratón de Berlín.
Y tres fueron las salidas de la semana pasada. Diez kilómetros cada una (más o menos). ¿Suficiente para que estas tres carreras no sean agónicas?. Ya veremos, y pronto, el domingo estaré en La Bañeza para correr su XIII Medía Maratón Vía de la Plata, carrera especial para el "Nunca Correrás Solo", y para mí.

sábado, 8 de octubre de 2011

RE-VERSOS: DE JOSÉ BATRES MONTUFAR

Yo pienso en ti

Yo pienso en ti, tú vives en mi mente

sola, fija, sin tregua, a toda hora,
aunque tal vez el rostro indiferente
no deje reflejar sobre mi frente
la llama que en silencio me devora.

En mi lóbrega y yerta fantasía
brilla tu imagen apacible y pura,
como el rayo de luz que el sol envía
a través de una bóveda sombría
al roto mármol de una sepultura.

Callado, inerte, en estupor profundo,
mi corazón se embarga y se enajena,
y allá en su centro vibra moribundo
cuando entre el vano estrépito del mundo
la melodía de tu nombre suena.

Sin lucha, sin afán y sin lamento,
sin agitarme en ciego frenesí,
sin proferir un solo, un leve acento,
las largas horas de la noche cuento
¡y pienso en ti!

de José Batres Montufar