sábado, 30 de noviembre de 2019

RE-VERSOS: ÁNGEL GONZÁLEZ



Letra para cantar un día de domingo

Y a última hora no quedaba nada:
ni siquiera las hojas de los árboles
—acacias—, ni el viento de la tarde,
ni la alegría, ni la desesperanza.
La caricia que pudo haber rozado
aquella piel, no se produjo porque
aquella piel no era la tuya,
ni los ojos
que me miraban eran
tus ojos, ni el deseo
—que en otro tiempo hubiera sido
suficiente tenía
sentido, desviado
del cauce de ti misma.

A última hora había pasado un día,
y al sentirlo hecho sombra, y polvo, y nada,
comprendí que la luz que había llenado
sus horas,
y todas las palabras
que ocuparon mi boca, y los gestos
de mis manos,
y la fatalidad de mis designios,
y las calles que anduve paso a paso,
y el vino que bebí, y la alegría
de saber que existías en el mismo
instante,
no eran sólo el fracaso repetido
del Día del Señor, sino que eran
un día más sin ti:
comprendí con dolor que jamás, nunca
para mí habría domingos ni esperanza
fuera de tu mirada y tu sonrisa,
lejos de tu presencia tibia y clara.

de Ángel González

domingo, 14 de julio de 2019

VIII Carrera Popular Sena de Luna: Entre amigos


Sena de Luna me reencuentra con mis amigos del Nunca correrás solo, con los buenos momentos, con las risas de la pre carrera y con las risas de la post carrera; con todo lo bueno que me deja el correr.
No queda mucho para que empiece la carrera, y todavía no he hecho nada para calentar; los saludos a los amigos, las breves charlas, se han llevado el tiempo. Un breve trote de ida y otro breve trote de vuelta han valido, por lo menos, para despertar al cuerpo y hacerle ver a lo que ha venido.
Tras la línea de salida, en la parte trasera del grupo, espero el momento. Desde el cinco hasta el ya. ¡Vamos al lío!. Con tranquilidad y con la única consigna de disfrutar sin sufrir lo más mínimo doy los primeros pasos de realidad. El entorno merece la pena para correrlo. Caminos y sendas de sube y baja, de piedras y tierra, de sol y sombra. Con la montaña altiva en la distancia y el río modesto, el Luna, casi a nuestros pies. Con la dura subida por la interminable calle de Rabanal de Luna. Ir y venir, sin presión; sin la presión de las prisas. Siguiendo pasos de amigos, compartiendo mis pasos con ellos; cruzando mi meta recordando la meta de Comillas.
Buena mañana, llena de grandes momentos. ¡Gracias chic@s!

domingo, 19 de mayo de 2019

XIV MEDIA MARATÓN DEL DULCE: FOTOS

Cuando en el correr encuentras el compromiso, la solidaridad, o la amistad. Cuando al correr te unen las mismas ilusiones. Cuando lo mejor de correr son las risas y compartir momentos con los tuyos.
Podría seguir, y a buen seguro seguiría encontrando motivos para correr con mis compañeros del Nunca correrás solo, pero por hoy voy a dejar de divagar; mientras comparto con vosotros las fotos de la carrera, de la XIV Media Maratón del Dulce.

martes, 7 de mayo de 2019

XXXIII Carrera Popular el Salvador: Mi historia


Tras el arco de salida, espero junto a mi hijo, Diego, con el que compartiré mis zancadas, el momento de correr. Atrás quedan todos los buenos y agradables momentos compartidos con mis amigos de Nunca correrás solo. Distraído, me sorprende el ¡ya!, ¿en qué estaría pensando o dónde estaría?. El principio, como siempre, rápido y hoy más que pica para abajo. Poco a poco, con las prisas de siempre, ninguna, vamos cogiendo un ritmo de crucero, entre tranquilo y medio exigente, que cuando abandonamos la villa se convierte en constante. Del asfalto a la tierra, donde el camino nos casi obliga a alinearnos en dos filas; el camino que nos lleva a unirnos con el río Tuerto, y que será nuestro compañero durante muchos kilómetros, aunque abandonamos un poco tras cruzar sobre él por ese viejo puente de hierro, testigo mudo del correr del agua. Sigue nuestro camino o nosotros el del. Sigue la fila de a dos, mientras dejamos el río Tuerto, para visitar a quién pronto verterá sus aguas, el río Órbigo, más grande más caudaloso y más famoso. Entre dos ríos, entre dos aguas. Entre los árboles, entre los chopos. Agua y tierra, hierba y piedras que te hacen fijar la atención para no tropezar. Sol y sombra a partes iguales. Sigo, junto a los pasos de mi hijo, cómodo, disfrutando, con un buen ritmo crucero. Abandonamos el río grande y más famoso para volver junto al otro río, el que ya nos va a marcar el camino casi hasta el final. Ahora corremos por su lado izquierdo, hasta que en ese otro puente, más moderno y nuevo, que une un carril bici con otro, cruzamos para correr por su lado derecho, entre él y ese muro, no el de Berlín, ni el del maratón, sino ese largo muro, que se hace interminable, y que casi te mete en las calles de La Bañeza. El gentío de la plaza mayor, con sus aplausos y ánimos, con esa charanga que nos aviva las zancadas.
foto cortesía Mónica
Un último esfuerzo con la meta ante nosotros, a la vista, para cruzar la línea juntos, y pensar en que mi meta soñada está más cerca.
Vuelta a la calma y a la familia del Nunca. A compartir.

viernes, 26 de abril de 2019

MAPOMA: LA ILUSIÓN DEL 33

Tres meses de intensos entrenamientos. De correr disfrutando y de correr maldiciendo, que de todo ha habido. Tres meses de un camino ilusionante y que está a punto de tener su final.
Ya, casi, todo listo para mañana. Cuerpo y mente. Alma y corazón.
Que dios reparta suerte, y que a todos los que nos coloquemos en la línea de salida nos toque un poco.

domingo, 7 de abril de 2019

VIII Carrera Popular Sahagún Mudéjar: Fotos

Hoy, junto a mis compañeros del Nunca correrás solo, tenía una cita con la IX Copa Diputación Carreras Populares de León, que en esta ocasión nos llevaba a la localidad de Sahagún.
Me gusta la carrera de Sahagún, donde se esfuerzan por agradar al corredor popular, y porque este se vaya con ganas de volver, que es lo que a mí me sucede. Así que como siempre me vuelvo satisfecho, habiendo disfrutado de la carrera y del gran ambiente que la rodea. ¡Enhorabuena a los organizadores!.
Ahora os dejo con las fotos de la carrera, y con las clasificaciones.
FOTOS CARRERA: PINCHA Y BÚSCATE.

CLASIFICACIÓNCATEGORÍAS

sábado, 6 de abril de 2019

RE-VERSOS: MANUEL MARÍA FLORES

VISIÓN

He visto, de la noche
entre la niebla oscura
bajar como del cielo,
radiante de hermosura,
la sombra de una virgen
llegando junto a mí.
Eran sus ojos negros,
blanca su vestidura,
su cabellera de ángel...
tú eras... te conocí.

Y te miré tan bella
que delirante, ciego,
por detener tu paso,
espléndida visión,
ante tus plantas puse
mi corazón de fuego,
y “—Tómale”,— te dije;
y le tomaste... Y, luego,
despierto... ¡Y te has llevado,
mujer, mi corazón!

de Manuel María Flores