sábado, 11 de julio de 2020

RE-VERSOS: FRANCISCO VILLAESPESA

Humildad

Ten un poco de amor para las cosas:
para el musgo que calma tu fatiga,
para Ia fuente que tu sed mitiga,
para las piedras y para las rosas.

En todo encontrarás una belleza
virginal y un placer desconocido...
Rima tu corazón con el latido
del corazón de la Naturaleza.

Recibe como un santo sacramento
el perfume y la luz que te da el viento...
¡Quién sabe si su amor en él te envía

aquella que la vida ha transformado!
¡Y sé humilde, y recuerda que algún día
te ha de cubrir la tierra que has pisado!

de Francisco Villaespesa

lunes, 18 de mayo de 2020

55 DÍAS


No voy a hablar de cine, así que no se trata de la película 55 días en Pekín; sino que fueron los días que estuve sin poder salir a correr, algo que a muchos les puede parecer una cosa baladí, pero que para mí si era importante, ya que correr me aportaba paz y tranquilidad.
Así que sí, cincuenta y cinco días fueron los que estuve sin salir a correr; desde el día 11 de marzo hasta el día 05 de mayo, los tres primeros por voluntad propia y el resto por falta de libertad.
En todo ese tiempo tenía que haber corrido un maratón, y alguna que otra carrera, y en vez de eso me tuve que conformar con el ejercicio casero. Ejercicio, que si bien me mantuvo activo y  me ayudo a soportar mejor el tiempo, no me sirvió para la calle, por lo visto en las primeras salidas que hice.
Ahora que puedo volver a disfrutar del correr, me gusta hacerlo en silencio, entre los pinos; corriendo con la sola compañía del trino de los pájaros; corriendo lejos de aglomeraciones. Me gusta volver a disfrutar del correr absorto en mis pensamientos, distraído en mis recuerdos; en correr solo conmigo.

domingo, 19 de abril de 2020

DOLOR Y PENA


Poco han cambiado las cosas; tan poco que casi todo sigue igual. Bueno parece ser que ahora van a poder salir los niños, que ya era que los mas pequeños puedan respirar un poco de aire fresco. Ahora que todo siga mejorando y "estos" hagan las cosas con lógica y no por intereses.
Por lo demás, sigue el mundo irreal. Siguen las mentiras, y todos parecemos sedados por verdades adulteradas.
Me asomo a la ventana y veo las calles tristes; de dolor. ¿Dónde quedó nuestra risa?. Me imagino todo el dolor de todos los que han perdido, por culpa de este bicho, a algún ser querido; pienso en su corazones doloridos.
No, ya no tengo ganas de aplaudir a tantos y tantos y tantos héroes. Ya no me salen los aplausos, lo único que sale de mi son lágrimas de pena. Tengo ganas de llorar por cada uno de los más de veinte mil fallecidos. Descansen en paz.

miércoles, 15 de abril de 2020

PALABROS

Palabros o palabras que, últimamente, sin querer han entrado en nuestro vocabulario; palabras que oímos a todas horas; palabras que esperemos no se queden mucho tiempo con nosotros.
Palabras nuevas que escucho hasta en la sopa: Resistiré; coronavirus; covid-19; pandemia; mascarilla; guantes; protección; sanidad; colapso; hospital; anciano; abuelo; viejo; soledad; muerte; silencio; resignación; confinamiento; controles; sanción; teletrabajo; erte; autónomo; político; mentira; inútil; mierda; demagogia; bulo; héroes; médicos; enfermeros; limpiadores; policías; militares; camioneros; trabajadores supermercados; solidaridad; insolaridad…..#yomequedoencasa; #quedateencasa; #todovaairbien;….RESISTIRÉ-RESISTEREMOS.

sábado, 11 de abril de 2020

RE-VERSOS: ÁNGEL GONZÁLEZ


Nada es lo mismo

La lágrima fue dicha.

Olvidemos
el llanto
y empecemos de nuevo,
con paciencia,
observando a las cosa
hasta hallar la menuda diferencia
que las separa
de su entidad de ayer
y que define
el transcurso del tiempo y su eficacia.

¿A qué llorar por el caído
fruto,
por el fracaso
de ese deseo hondo,
compacto como un grano de simiente?

No es bueno repetir lo que está dicho.
Después de haber hablado,
de haber vertido lágrimas,
silencio y sonreíd:

nada es lo mismo.
Habrá palabras nuevas para la nueva historia
y es preciso encontrarlas antes de que sea tarde.

De Ángel González

sábado, 4 de abril de 2020

RATOS PERDIDOS


Estos debían de ser días para disfrutar. Para disfrutar, abrazar, jugar, reír y ver como ríe, porque solo con su sonrisa ya saca la mía. Ahora tenía que estar con la chiquilla que me ha robado el corazón: mi pequeña princesita.
Hoy, y ayer, y mañana, tenía que estar con ella; tenía que estar tirado en el suelo jugando con ella y viendo cómo juega; tenía que estar poniendo caras raras y viendo cómo las pone ella; tenía que estar hablando poniendo voz de imbécil y viendo cómo ella intenta con sus balbuceos, quizás decirme que también me quiere. 
Hoy tenía que estar con ella y no tenía que estar echándola de menos. Princesita, te quiero.