miércoles, 30 de septiembre de 2009

QUÉ NOS MUEVE

Qué fuerza es la que nos lleva a pensar, a idear nuestros retos deportivos; qué fuerza es la que hace que preparemos esos retos; y qué fuerza es la que hace que lleguemos a realizar esos retos.
Qué fuerza misteriosa es la que nos mueve a exigirnos en nuestros entrenamientos, a endurecerlos con las molestas series, con las incómodas cuestas, o con las temibles tiradas largas; qué hace que nos exprimamos al máximo con el sólo y único fin de lograr el objetivo.
Cierto es que el hacer ejercicio nos permite tener más calidad de vida, mantener la mente más despejada, hacer amigos, y un sin fin de cosas más, pero de ese ejercicio moderado a nuestra particular tortura hay un mundo; un mundo en el que nos movemos como pez en el agua y en el que sin duda somos felices.
Yo realmente no lo sé, simplemente sé que no es orgullo, ni vanidad. Que no pretendo buscar el halago fácil, ni demostrar nada a nadie; simplemente lo hago y disfruto haciéndolo.

15 comentarios:

Quique dijo...

Hola Saturnino, la fuerza que nos mueve es el afan de superación, mejorar día a día, sentirnos mejor con nosotros mismos, conocer gente, visitar ciudades.....etc.

Un saludo
Quique

Paco dijo...

Cada uno con nuestras razones...no debemos explicaciones a nadie, lo hacemos porque en ocasiones lo necesitamos..al menos yo!
saludos

ALVARO RUIZ dijo...

Estoy con quique Satur , el afan de superación y el encontrar nuevos retos por lo menos en mi caso , un abrazo amigo

Carlos dijo...

Cada uno tendrá sus razones: estéticas, de salud, sociales... Pero creo que la principal es la autoestima. Hacerlo porque podemos, tenemos la salud y la voluntad para ello. Demostrarnos a nosotros mismos que los límites siempre están un poco más allá...

Saludos. ;-)

CarLitros dijo...

Yo lo tengo claro, son muchas pequeñas cosas que juntas hacen un gran motivo. Pero enumerarlas todas ahora... jeje.

Un abrazo

Risco dijo...

A mi últimamente me están sabiendo bien las endorfinas.
Pero sí, es una forma de vida, cada día disfruto más.

abrazo

SONIA dijo...

La cuestión es compleja. En mi caso no sabría decirte. A veces sufro lo indecible y cuando llego a casa hecha polvo ya estoy pensando en las zapatillas de mañana. Hoy, sin ir más lejos, me tocaba sesión de cuestas por ese circuito de 8km. Sufrí de lo lindo (conseguí subirlas, jeje) y me metí otros 3km más de regalo sencillamente porque estaba disfrutando. Probarnos, buscar nuestros límites, luchar por nuestros objetivos, disfrutar del viaje y, sobre todo, de nosotros mismos y los que nos rodean. Fuera de aquí muy pocos lo entienden.

Un besín!!

Crazysoul dijo...

Mi teoría es que el ser humano por naturaleza es competitivo, quien diga que no le gusta ganar o superarse a uno mismo miente, de eso estoy seguro. Siendo conscientes de nuestras limitaciones, y descartando una medalla olimpica, nustras victorias se centran en vencernos a nosotros mismos, cada vez que mejoramos nuestro crono es una victoria, una medalla. Cada vez que nos exprimimos y acabamos "derrengados" sabemos que hemos hecho nuestro "trabajo", y eso nos gratifica, en el fondo sabemos que somos un poquito mejores y un poquito más felices.
Un abrazo amigo.

Anónimo dijo...

A lo mejor hay que ser más simplista (que no simple) y centrarse en el hecho (no en las razones o causas, somos muy racionales. Lo importante es movernos y si además es una cosa sana, pues mejor. L.A.

manuel binoy dijo...

Creo que nadie lo sabe ni nunca lo sabremos; forma parte de uno de los grandes misterios que el ser humano guarda en alguna parte de su ser; en el fondo pienso que el saberlo no es tan importante;lo sentimos, lo vivimos, eso es lo que cuenta; tal vez el día que lo sepamos nos llevaremos un desengaño; un abrazo y a seguir así de bien.

el zorro dijo...

exactamente eso es lo has clavao macho.

un abrazo

Abe dijo...

Y por supuesto estar con los amigos, un buen homenaje poscarrera...
Acabo de llegar de mi primera Tapia Nocturna, en 2010 empezaré a acudir si las fuerzas me acompañan desde Mayo... Algo más que añadir a la lista para moverme. Nos vemos en na y menos, un abrazo amigo.

Saturnino dijo...

A mí lo que más me mueve en esto de correr es la gente que he tenido ocasión de conocer, muchos de ellos ya amigos.
Gracias a todos por vuestros comentarios.

Jordi Xano dijo...

Personalmente, a mi me mueve la autoestima. Después de haberme "despreciado" durante un tiempo, sacrificarme y encontrar placer en ese esfuerzo es únicamente porque me hace sentirme en paz conmigo mismo. Me hace sentirme fuerte y capaz. Y como no, además, encuentras gente igual de colgada que uno mismo y eso también es un aliciente más.

Francisco Castaño dijo...

Simplemente somos felices.