sábado, 26 de marzo de 2011

DEUDA DE AMISTAD

Unos se irán a la playa, otros elegirán la montaña, y otros, los más, sencillamente se quedarán con su Semana Santa, llenando las calles de ciudades y pueblos de nuestra España para disfrutar de su gastronomía y de sus procesiones, de su música y su imaginería.
Y para que nosotros o para que yo pueda disfrutar de esa Semana solo tengo, llegado el momento, que salir a la calle; pero a los verdaderos protagonistas no les vale solo eso, tienen que prepararse para que todo salga bien, dedicando muchas horas y muchos días, quitando tiempo de su tiempo.

Hoy aprovechando uno de esos ensayos, de esa preparación a la Semana Santa, he asistido a un concierto de Bandas de Música de Semana Santa, con el que, por fin, he podido pagar una deuda de amistad; deuda solo impuesta por mí y que nunca ha sido reclamada por nadie, pero que quería satisfacer; además el pago de esa deuda no me ha exigido ningún esfuerzo, solo tener tiempo libre, y hoy si lo tenía.
El concierto se celebró en el centro comercial León Plaza, aún quedan dos sábados más, y quién sabe igual tengo hasta más tiempo libre.

2 comentarios:

L.A. dijo...

Hola Saturnino: Como bien dices donde hay amistad no puede existir la palabra deuda.

Maier dijo...

Satur después del trabajo bien hecho, en la media de Leon,junto a tu hija.. te ha tocado hacer los deberes atrasados.. un saludo para los dos, del abuelo.
No descarto hacer algún día esa media.