domingo, 28 de diciembre de 2014

XV San Silvestre de Villaquilambre: Divagación y fotos



Ayer, corrí la XV San Silvestre de Villaquilambre. Y sin quererlo se convirtió en una carrera especial. Podría decir que hacía tiempo que no corría, pero todos sabéis que mentiría. No hace mucho corrí en Castellón, y no he dejado de hacerlo durante este largo año que está a punto de acabar.
Pero fue especial. Muy especial. No por la carrera, ni por el pueblo, ni por la distancia. Fue especial porque lo pude compartir con mis amigos del Nunca correrás solo, y muy especial porque volví a correr con mi hija.
No sé o no recuerdo cuando fue la última vez que corrí con ella. Tendría que mirarlo y ahora no tengo ganas. Me quedo con que durante cinco kilómetros y medio he vuelto a ser su liebre, su sombra. He vuelto a recordar entrenamientos y carreras, y sufrimientos. Me quedo con lo que he sentido compartiendo otra vez sus pasos.

Para terminar esta historia os dejo con las fotos de Ángeles, y las del reportaje que Julio hizo al Nunca correrás solo.
Si alguien quiere la foto en tamaño original, y sin marca de agua, que me envíe un correo electrónico, indicándome número de foto y número de dorsal.

5 comentarios:

Halfon Hernandez dijo...

Que alegría ver una foto con los dos compartiendo recorrido y esfuerzos!!!!.

SGF dijo...

Tu cara de felicidad contrasta mucho con el careto de ella. Sister, tú no estás en la pomada!!! Jajajajaja

Abuelo Runner dijo...

Creo que para nosotros no ahi marca que nos haga mas felices que compartir kilometros con un hijo o hija... para mi no tiene precio y ya pronto con las nietas ji ji ji.

Saturnino dijo...

Halfon, muchas gracias. Fue una pequeña gran carrera.
SGF, no me seas mala. Jaja.
Abuelo Runner, efectivamente, los que hemos tenido el privilegio de compartir kilómetros con nuestros hijos sabemos lo emotivo que es.
Besos para ella y abrazos para ellos.

maratonman dijo...

Que bonito¡¡¡,a ver si tu hija deja atras esos problemas fisicos y va cogiendo carrerilla y nunca mejor dicho.Es bonito volver a recordar y vivir cosas del pasado, reencuentros, es una maravilla, que suerte¡¡¡.Que la pases muy bien hoy con la familia y que el 2015 solo te de alegrias, lo mereces¡¡¡. FEliz 2015 Satur¡¡¡¡.