viernes, 20 de noviembre de 2015

DESCANSANDO



Descansando, dicen que es gerundio, y en efecto así es. Descansando es mi estado actual. En el dique seco por decisión propia, porque me lo pide el cuerpo y porque me lo recomiendan los que me quieren.
Cinco días sin calzarme las zapatillas, los mismos días que han transcurrido desde que corrí el maratón de Valencia. Cinco días largos y extraños. Cinco días de vagancia, tanta que la historia de ese maratón duerme en mi cabeza a la espera de ser plasmada en este blog.
Vamos a dejar pasar unos días y después habrá que ir pensando en volver a trotar. Suave, muy suave. Despacio, muy despacio.

1 comentario:

maratonman dijo...

Felicidades Saturnino¡¡¡¡, otro maraton a la saca¡¡¡, seguro acabamos viendonos de nuevo por esos caminos de tierra, por esas arboledas pegadas al rio, tiempo al tiempo. Descansa, vaguea, que has luchado mucho para conseguir ese exito y hay que recargarse, disfruta de tu logro y regodeate que te lo mereces, felicidades de nuevo¡¡¡.
Un abrazo tio grande¡¡¡¡.