lunes, 17 de agosto de 2009

MOMENTOS DE RECUERDO

Muchos son los temas que podría dejar plasmados en esta entrada, de los entrenamientos de la semana pasada, del fin de semana vivido (en casa rural, pero rural), del fin de semana que pude vivir y no quise, de esa historia en que un madrileño pregunto a un aldeano por una ubicación, de muchas cosas, pero las voy a dejar para otra ocasión; hoy quiero recordar dos hitos y rendir mi pequeño homenaje a dos hombres, a dos deportes que exigen mucha entrega, atletismo y montañismo:

Usain Bolt, que de momento y mientras no se me demuestre lo contrario considero un portento de la naturaleza.
¿Dónde tiene su límite?; ¿Hasta dónde podrá bajar su record?.
Ayer hizo un verdadero carreron; Dios mío, 100 metros en 9 segundos y 58 centésimas, eso es otra historia.

Oscar Pérez, alpinista que permanece desde hace diez días suspendido a una altura de 6.300 metros en el Latok II, situado en la cordillera del Karakorum (Pakistán); ayer tristemente se recibía la noticia de que el equipo de rescate abandonaba su búsqueda, o mejor dicho su rescate), debido a las condiciones climatológicas y al grave riesgo que éstos corrían. Mientras hay vida hay esperanza, y la esperanza es lo único que se pierde.

Dos nombres, dos historias, y mucho, mucho sacrificio.

4 comentarios:

Trapatroles dijo...

Si Bolt mejora en la salida puede hacer un crono inalcanzable por muchos años o siglos.

Tristemente un montañero más deja su vida en la montaña. Un deporte de mucho riesgo que aman con pasión los alpinistas, una vida que eligen y donde son libres. D.e.p.

gargar dijo...

Esta claro que los alpinistas saben a lo que se arriesgan y seguro que están mentalizados. Pero es muy dificil imaginarse como se debe sentir un alpinista tan experimentado cuando sufre un accidente en esas circunstancias y sabe que tiene muchas posibilidades de morir.

Quique dijo...

Mi admiración para ambos personajes...Bolt creo que lo volverá a Bajar y sobre Oscar, que descanse en paz...

Un saludo
Quique

Saturnino dijo...

Trapatroles: No sé donde tendrá el límite, pero si tengo claro que sus marcas tardarán en batirse.
Es la dureza, la más cruel del alpinismo.

gargar: No puedo ponerme en su lugar, por más que lo intente me es imposible, saberte allí y ser consciente de que no te pueden ayudar y que estas solo frente a la muerte, con tiempo para afrontarla tiene que ser durísimo.

Quique: Bolt me impresiona, y por gente como Oscar siento verdadera admiración.

Un abrazo.