miércoles, 19 de septiembre de 2012

A Zaragoza: en mi cabeza


Novena y décima semana: Del 04 de septiembre al 17 de septiembre.

“No hay sabiduría sin prudencia; no hay filosofía sin cordura. Existe en el fondo de nuestra alma una luz divina que nos conduce con indudable acierto si no nos obstinamos en apagarla”, de Jaime Balmes.

Con la entrada en el último mes de preparación aparece la ansiedad por querer que el día de la carrera llegue cuanto antes. Dejo a un lado las teorías, siento que en estos momentos no me sirven de mucho y que el trabajo duro esta hecho; busco el lado más mental y más emotivo para que me guie hasta el final.
Sigo con el plan concebido, e intercambio salidas exigentes con salidas tranquilas, buscando en el latir de mi corazón el ritmo acompasado de mis zancadas.
En la novena semana incremento el kilometraje y la intensidad en los rodajes.
El martes, día 09, lo dediqué a recuperar el cuerpo y el alma, corriendo tranquilamente catorce kilómetros y medio.
El jueves, afronto la última tirada de cuestas exprimiendo al máximo las fuerzas; otros catorce kilómetros y medio que dejaron un buen poso de satisfacción.
El sábado, día 08, la Legua y Media Nocturna de Benavides de Órbigo me daba la oportunidad de hacer un entrenamiento exigente en compañía.
Y el lunes, la tirada larga, dieciocho kilómetros con pesadez en las piernas, donde me pasa factura los esfuerzos de la semana.
   
La décima semana, me la tomo con más tranquilidad, al menos en la primera parte.
El miércoles, día 12, y el viernes, mismos diez kilómetros, mismas sensaciones; buscando siempre el 5´20´´.
El sábado, busco en el pádel un poco evasión y de no pensar.
El domingo, día 16, los diez kilómetros de San Andrés del Rabanedo, otro esfuerzo en compañía.
Y el lunes, la penúltima tirada larga. Dieciocho kilómetros a 5´18´´ que me meten dentro del objetivo. Me falta un último examen, que haré el domingo, pero lo cómodo que rodé me invita al optimismo.
Podré o no alcanzar el objetivo, pero si sé que aunque el camino se tuerza alcanzaré la meta.

4 comentarios:

A de la Mata. dijo...

Satur, el entreno ya está hecho. Ahora relax y a espera que salga el toro. Le darás unos capotazos y harás una buena faena sin duda. Un abrazo. A de la Mata.

L.A. dijo...

Pues nada de la cabaeza a los pies (Con el maratón de zaragoza)

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

El trabajo está finalizado, tienes la experiencia para colocar todo en su sitio en la última semana.

El 30 en Zaragoza vas ha alcanzar el objetivo, esa tirada larga lo atesigua.

Korrecaminos dijo...

Ya toca descargar, descansar y alimentarse bien aunque en tu León eso no es necesario ni decirlo.

Zaragoza espera y tus piernas y tu cabeza las llevas rebosantes de entrenamiento e ilusión.

Disfruta de estos días previos, a mi gusto los mejores.