miércoles, 11 de septiembre de 2013

De Cascai a Lisboa: Relajado


6ª y 7ª Semana: Del día 27 de agosto al día 09 de septiembre
De nuevo este tranquilo tranvía se ha convertido en un tren de largo recorrido; otra vez dos semanas de entrenamientos, de sensaciones resumidas en una única entrada. Pocas ganas de escribir que, a Dios gracias, se contraponen con las ganas por entrenar, por las ganas de que llegue el seis de octubre.
Sigo con “mi” intensidad, y que las cosas vayan saliendo, que los resultados se acerquen a lo que yo quiero ayuda a seguir esa pequeña lucha. Estoy relajado; en esta ocasión, ni busco, ni espero grandes mejoras, ni records, ni nada que se le parezca, solo voy a disfrutar corriendo de otro maratón…y si ese día los planetas se alinean estaré preparado para estar a su altura. Y mientras ese momento llega sigo con mis rutinas; así que vamos con el resumen:

Total 6ª semana: 53,930 km.
Miércoles, día 28, 13,390 km. de recuperación con alguna cuesta por medio.
Jueves, rodaje intenso de cuestas. 12,450 kilómetros en los que siempre me encontré cómodo.
Sábado, día 31, otra carrera de la Copa, en esta ocasión la Legua y Media Nocturna de Benavides de Órbigo, donde me exigí las dos primeras vueltas para rodar ya a ritmo la última.
Lunes, tirada larga de 19,770 km. de grandes sensaciones, a ritmo de maratón.
Total 7ª semana:  51,110 km.
Miércoles, día 04, salida con el pensamiento puesto en recuperar el cuerpo. Al menos un día relajado. 10,870 km. de contemplación paisajista.
Jueves: rodaje de cuestas que dieron para 11,620 km., en los que procuro trabajar duro y no caer en la relajación.
Sábado, día 07, vuelvo a correr otra carrera de la Copa Diputación de Carreras Populares de León: la XII Carrera Popular “El Cachón de la Isla”, 10,120 km. Intento exigirme como en todas las que he corrido durante esta preparación.
Lunes: otra tirada larga buscando el ritmo del día “D”. Hoy  18,500 km. en los que veo que voy logrando esos pequeños objetivos.

Hasta aquí lo que han dado de sí estas dos semanas; ahora os dejo, para que reflexionéis, la frase de Mahatma Gandhi, que decora el tranvía de hoy: “La fuerza no viene de la capacidad corporal, sino de la voluntad del alma”.

2 comentarios:

Korrecaminos dijo...

Y que razón lleva esa frase, de hecho, en estas dos semanas pones un ejemplo práctico de ella.

Un saludo.

Carles Aguilar dijo...

Bien, Saturnino... Fiel a tus principios... Y manteniendo tu propio ritmo... y la fuerza de voluntad que no falte, es el motor de nuestra vida... Saludos...!!