martes, 25 de febrero de 2014

IX Media de La Latina: Mi historia


En los últimos años se ha convertido en una rutina; en una disculpa para compartir un fin de semana con mis amigos madrileños del Nunca correrás solo. Justificaciones que no necesitan muchas explicaciones.
Me presento en Madrid con las ganas de pasarlo bien: Cervezas, comidas, charlas, amigos y correr. Todo normal y sencillo.
Y me coloco en la línea de salida con el pensamiento puesto en el maratón de Roma; realizar un test que me ayude a vislumbrar el futuro y para saber si lo hecho hasta ahora ha merecido la pena. Con ganas y dispuesto a sufrir si es necesario. En la parte trasera del pelotón, junto a mis amigos Abe y los Carlos, por delante Gustavo y Ángel, y Luis; al otro lado, en el de los ánimos, Jennifer, Antonio, el sr. Rosado y Ángeles. Todo listo, preparados ¡Ya!. Con tranquilidad doy los primeros pasos. Sin prisas corro junto a mis compañeros. Tres kilómetros para ir adaptando el cuerpo a las circunstancias, antes de afrontar los dos primeros kilómetros de bajada, para ya continuar con el sube y baja, baja y sube. Despedidos ya de Abe, lejos otra vez de un objetivo común, me voy con los Carlos, juntos en el llaneo, por detrás de ellos en los repechos y enlazando en las bajadas, así va transcurriendo la carrera. Todo va pasando deprisa; el ritmo medio oscilando entre los 5 minutos y 5´05´´ por kilómetro; justo donde yo lo quería. Dejamos el subir y bajar entre calles, entre coches, para adentrarnos en la Casa de Campo, esa que tantas historias me evoca. Corro medio abstraído, con esos recuerdos que a gran velocidad pasan ante mí. Momentos buenos, de sufrimientos y épicos, de todo hay. Reparo en esas líneas azules, ya desgastadas por el paso del tiempo, por las pisadas de tantos corredores, esas líneas que guiaron mis pasos en mis Mapomas y que este año no marcaran mi camino. Quizás estos pensamientos, y sin saberlo apaguen la última llama que podría acercarme otro año a ese Maratón, a esa mi carrera. Con nostalgia, también miro esa cuesta que tantas veces he ascendido para salir de esa Casa de Campo, agradecida pero hostil para los maratonianos. Vuelvo a la carrera, a los bajas y subes. Los kilómetros van quedando atrás y nada parece haber cambiado. El ritmo medio, a pesar del trabajo, ha decaído y ya voy a 5´10´´. Abandonamos la Casa de Campo, y el trío a duras penas se ha convertido en dúo. Sigo trabajando por seguir el ritmo de mi compañero, en la subida se me sigue yendo. Última bajada, antes de afrontar los dos últimos kilómetros de ligera subida. Sé que no voy a seguir los pasos de Carlos, de uno de ellos, pero le mantengo a la vista. Ya está hecho. Un esfuerzo más y trabajo liquidado.
1h50´08´´ era el tiempo de mi crono. 5´12´´ de media. No me deja muy satisfecho, ya que esperaba más, pero que tampoco ha sido un desastre. Seguiremos trabajando de cara al gran objetivo: Roma.
Nos vamos reuniendo los amigos del “Nunca”; intercambios de la experiencia de la carrera. Hidratación. Y despedida. Próxima cita León, donde el Nunca correrás solo se volverá a encontrar.

6 comentarios:

Halfon Hernandez dijo...

Satur una carrera que conoces muy bien, quizás esas divagaciones Maratonianas te hayan restado algo de ritmo.

Pero tienes León, tu media, a la vuelta del calendario.

Un fuerte abrazo

abuelo runner dijo...

El trabajo es buenisimo de cara afrontar el maraton de Roma.. hiciste gasto pero no demasiado y trabajaste bien.

felipe perez dijo...

Buenas Saturnino, a partir de hoy te sigo por aquí. La media de la Latina te vendrá de miedo para tu objetivo en Roma, no importa sino ha salido la marca que esperabas,los kilómetros están hechos. Un saludo.

maratonman dijo...

Saturnino no siempre se puede estar al 100%, despues de todo esto era solo un test mas y la prueba importante estara en Roma donde seguro que te salen las cosas como quieres,nos vemos en la media de León, me pagare a tu rueda,jajaja.Es broma, a ver si te dejo tranquilo esta vez.
Un abrazo.

Celina dijo...

Está muy bien! el objetivo está en Roma y ten en cuenta que esta media no es para muchas florituras, tiene un perfil muy engañoso. Ánimo!

Saturnino dijo...

Halfon Hernandez: Más que las divagaciones creo que fueron los repechos, jeje. En la media de León solo a disfrutarla que al siguiente domingo hay que dar el do de pecho.
abuelo runner: Yo también creo que hice un buen trabajo; esperemos que de resultado.
felipe perez: Seguro que de cara a Roma me viene bien.
maratonman: En la media mirare por el espejo retrovisor, jeje.
Celina: Tienes razón el perfil engaña y cuando no vas bien en la subida penaliza un poquito.
Besos y abrazos.