viernes, 28 de febrero de 2014

Maratona di Roma: 8ª semana


Del 17 al 23 de febrero
Llevo un par de semanas escuchando a mi cuerpo, intercambiando impresiones y sensaciones; siendo precavido en los entrenamientos. Mis piernas cansadas me han hecho guardarme un poco. Esto no quiere decir que no esté bien, ya que me encuentro con ganas y me siento fuerte. Además estoy seguro que en el mes que aún queda por delante todo mejorará.
Los días de entrenamiento ya han pasado a ser cinco (está semana cuatro por las necesidades del guión), lo que quiere decir que con más descanso recuperaré mejor y asimilaré el trabajo realizado. La semana ha dado para 60,297 km.
El martes, día 18, toca volver a la carga. De nuevo cuento con la compañía de Mª Jesús, con quien completo los 11,700 km. del entrenamiento de hoy. Disfrutado y de menos a más.
El miércoles vuelven las series, que aunque no me gustan nos vamos soportando; hoy 2x(2000+3000), que entre unas cosas y otras dieron para 16,500 km.
El viernes empiezo a pensar en el domingo y salgo a por una tirada tranquila, sin forzar en demasía. No quiero guerras. Al final 11 kilómetros de paz casi espiritual.
El sábado, día 22, tenía que salir y salí, pero a compartir mesa y mantel con los amigos del Nunca de Madrid, con los que nunca me fallan y han escrito junto a mí páginas de locura. Y este compartir es lo que ha hecho que hoy sean mis amigos.
Y el domingo me sitúo en la línea de salida de la media maratón de La Latina con el objetivo de hacer un pequeño test, lo que trae consigo que afronte la carrera con exigencia. Trabajada de principio a fin, 1h50´08´´, que no me deja satisfecho, pero de la que intentaré sacar las mejores conclusiones.
De momento la hora de ser loco aún no ha llegado.

3 comentarios:

Abuelo Runner dijo...

Satur, no estamos para gastar energia de mas, ni de hacer alardes tirandonos un farol... sabemos de lo que va el maraton y veo bien que lo respetes, siendo cauto contigo mismo.

felipe perez dijo...

Hay que escuchar al cuerpo que es muy sabio. Te ha salido una semana muy buena y eso que has regulado. Un saludo

JK dijo...

Seguro que estás a tiempo y hay que saber escuchar al cuerpo,seguro que puedes y disfrutar al mismo tiempo.Has hecho un buen trabajo.Un abrazo