miércoles, 12 de marzo de 2014

Maratona di Roma: 9ª y 10ª semana


Del 24 de febrero al 09 de marzo
Tercer mes. Han pasado ocho semans y parece que fue ayer cuando arrancábamos. Llego hasta aquí satisfecho con el trabajo realizado; quizás el de más desgaste de los últimos maratones. También, es cierto, que me encuentro cansado, y siento la necesidad de recuperar el cuerpo para que este responda a las exigencias que la cabeza le va a pedir.
El camino que hasta aquí he seguido ha sido bueno, pero lo voy a abandonar para seguir otro paralelo que me permita seguir más tranquilo. Vuelvo a mi viejo plan; vuelvo a mis viejos y conocidos rituales, de forma paulatina.
Aún así, la novena semana ha sido dura y trabajada, con un ojo puesto en la recuperación y con el otro en la larga tirada del domingo, 31 kilómetros.
Los cinco días de esta semana dieron para 89,330 km.
El martes, día 25, después del merecido descanso del lunes, afronto 16,010 km. con la única intención de rodar.
El miércoles retomo las series; 2×2000 + 4×1000+ 4×800, que entre ellas, el calentamiento y enfriamiento dio para 16,800 km.
El viernes, ni tengo ganas ni buenas sensaciones, y con la fatiga como bandera corro 11,410 km.
El sábado, día 01, 14,110 km. pensando en lo que mañana se me viene encima.
Y el domingo la tirada más larga, 31 km. justos; ni un paso más. Buen entrenamiento.
La décima semana es donde realmente empieza el gran cambio. No necesito forzar más, solo dejar que los entrenamientos afloren, y sobre todo reponer fuerzas. Tan solo cuatro salidas, para un total de 63,570 km.
El martes, día 04, siento que necesito recuperar sensaciones, para ello que mejor que un rodaje tranquilo de 10,350 km.
El jueves entrenamiento suave de 13,420 km., en compañía de mis amigos del “Nunca” Joaquín y María Jesús.
El viernes, otro rodaje en compañía de María Jesús. Y buena compañía, y buen entrenamiento de 13.210 metros.
Y el domingo, otra tirada larga, y otra salida en compañía. En esta ocasión con Fernando que correrá el maratón de Barcelona, de José, Javier y José Manuel que irán al de Madrid, y de Gonzalo, Arsenio y Eduardo que me acompañarán en Roma. Un grupo que a primera hora se suben al tren de Feve en dirección a Matueca, para desde allí regresar a golpe de zapatillas a León. Gran mañana de 24,170 km.
El objetivo cada vez está más despejado, y empiezo a verlo todo mucho más claro.

4 comentarios:

felipe perez dijo...

Muy buena semana la 9ª, muchos kilómetros y calidad. Es bueno dar descanso al cuerpo, sabia elección la de descargar kms en la 10ª semana. Ánimo con lo que queda. Un saludo.

Celina dijo...

Uf, me parecen demasiados kms y sobre todo cuando queda tan poco! lo importante es que tengas buenas sensaciones y cuides mucho el descanso hasta el gran día, que ya lo tienes a la vuelta de la esquina. Ánimo en esta recta final!

EDUARDO dijo...

Ya lo tenemos ahí. "Alea iacta est", próxima parada Roma.

EDUARDO dijo...

Ya lo tenemos ahí. "Alea iacta est", próxima parada Roma.