martes, 13 de abril de 2010

SONRISA DE PAYASO

Han pasado esos quince días de tiradas largas, de esfuerzos, de intentar recuperar el paso del tiempo; quince días en los que intencionadamente he querido alejarme un poco de este mundo de blogs (prometo ponerme al día) para escuchar solo a mi cuerpo, para estar a solas con mi mente y buscar en lo más hondo de mi ser la motivación y la forma física necesaria para afrontar con el menor sufrimiento posible los 42 kilómetros; no sé si lo he conseguido, pero ha llegado el momento de dar paso al bullicio, a la alegría de la carrera y de cruzar esa ansiada meta; de empezar a vivir la maratón.

Los entrenamientos de esa segunda semana, no diferían mucho de la primera, solo en la tirada dominical que en esta ocasión teníamos carrera de diez kilómetros por la bonita localidad de Astorga.

Pero vamos a por lo fríos datos, el martes, día seis, tirada de 1h31´01´´, mismo recorrido que la semana anterior más unos cuatrocientos metros, con una rebaja de dos minutos, y unas sensaciones que me hicieron entrar en casa con una sonrisa de oreja a oreja, “igual todavía era posible”.

En la salida del jueves, día ocho, no quería perder las bonitas sensaciones de la última tirada, así que aprovechando el buen tiempo me dedique a correr por correr por ese paraje emblemático (para mí) y tan nombrado en mis crónicas, “los pinos”, subiendo y bajando, disfrutando de una cadencia tranquila, aferrándome al recuerdo durante 1h15´52´´.

El viernes salí dispuesto a alargar el goce, a retener a toda costa las sensaciones del martes, el tiempo también acompañaba, todo perfecto, todo igual; empiezo bien, voy cómodo, los primeros kilómetros van cayendo, pero después del cuarto algo cambia, el ritmo se hace más lento, y entre el quinto y sexto kilómetro paso un calvario, mis piernas no van, me cuesta una barbaridad, mi cabeza no es capaz de lanzar mensajes positivos, no quiero alargar la agonía así que decido parar y dar la vuelta; una vuelta que se me hace dura, las piernas siguen tensas, pero eso me da igual, solo me preocupa perder unas sensaciones que me habían hecho soñar; al final 01h03´42´´, cuarenta y dos minutos menos de lo que tenía previsto.

El sábado “comedura de tarro” para buscar una explicación a lo sucedido en el día de ayer, y si os digo la verdad no encuentro ninguna, pero llego a la conclusión de que lo mejor es olvidar, y pensar que ha sido un día, un mal día en el que se me quedo sonrisa de payaso.

El domingo nos vamos a por esos 10 kilómetros de Astorga, la I edición de la carrera de Santo Toribio; disfrutamos de un buen día para correr y de una buena acogida; mi intención era olvidar y volver a recuperar sensaciones, salí tranquilo y así fui la mayor parte del recorrido, encontrándome a gusto durante casi toda la carrera y llevando en cada vuelta un ritmo constante (recorrido sobre cinco vueltas); al final un crono de 47´23´´, a expensas de ver la clasificación oficial, que al menos me deja un buen sabor de boca.

Mi estómago ya siente el cosquilleo, la maratón esta cerca.

21 comentarios:

SONIA dijo...

Un mal día lo tiene cualquiera, y te lo digo yo, que tengo muchos de esos días. Lo importante es que disfrutes de esa carrera y de los entrenamientos que te llevan a ella. ¡Ánimo! Que la espera ya toca a su fin:P

Un besín!!

Rafa González dijo...

Buenos entrenos Saturnino! Lo del viernes creo que nos pasa a todos, pero no creo que tengan la culpa tus piernas, la pobres salieron a hacer su trabajo. Si la cabeza, que es el jefe, no está por la labor, mejor es dejarlo. Animo con los entrenos que vas a volver a disfrutar/sufrir de otra maratón en breve!!

Jan dijo...

Buena semana. Lo del viernes seguro que es un dia malo como los que todos tenemos a veces. A mí me pasó el viernes de hace dos semanas, no podía con mi alma. Y el domingo me salió sin problemas una tirada de 2h15m. Misterios que tiene el cuerpo (y la mente)...

Nos vemos en Mapoma. Un fuerte abrazo

Mij-Mij dijo...

Supongo que fue una mala recuperación de los dos días anteriores tan buenos, después del descanso, como nuevo. Saludos

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Satur, dias malos los tenemos y casi nunca localizamos el motivo.

El 25 todos con una gran sonrisa en meta.

Un fuerte abrazo,

joni dijo...

ME ESTA PASANDO EXACTAMENTE IGUAL QUE A TI , SEGUN LEIA LA ENTRADA, DIGO OSTRAS, PERO CLAVADO. LAS MISMAS SENSACIONES QUE TENGO YO.
SEGURO QUE EN MADRID CON EL AMBIENTE Y NUESTRA PROPIA MOTIVACION SE HARA CORTO.
UN SALUDO

jose dijo...

Preparar un maratón no es fácil y es muy duro fisica y psicológicamente , pero cuando cruzes la meta la satisfación te hara olvidar los dias malos.
Buena mañana pasamos en Astorga. Un saludo.

Risco dijo...

Me alegro que retomemos el pulso.
Nos vemos en Mapoma.
No te traigas los zapatos grandes de colores. Las zapatillas estarán bien.

Un abrazo

Francisco Castaño dijo...

Me alegro de que vayas adelante, lo del viernes, es normal, un día malo lo tiene cualquiera.

Venga que el Mapoma está aquí.

quico (elzorro) dijo...

entrenar un maraton es largo y duro y a veces te pasan malas ideas por la cabeza
animo q ya lo tienes ahi
un saludo

manuel binoy dijo...

No hay que hacer mucho caso de los malos días aunque te jodan y te dejen con muchas dudas en la cabeza; nos suele suceder a todos; lo importante es saber levantarse y seguir; ánimo y mucha suerte, nos lemos.

VICMAN dijo...

Hay días muuu raritos. A veces, a los 2 minutos de empezar ya eres consciente de que vas a sufrir como un perro.

ya no queda nada.

JUAN dijo...

Como dicen muchos, para lo que queda, a pasarlo rápido
La tónica general de los entrenos es buena, así que un mal día no es significativo
Mucho ánimo
JUAN

biciatleta25 dijo...

Hola Satur, que más decirte que no te hayan dicho ya los compañeros, pues eso, que malos días los tenemos todos y tu perfectamente lo sabes... hueles a maratón, jejeje

Un abrazo.

Quique dijo...

Hola Satur, siempre es bueno alejarse del mundo normal y dedicarse a uno mismo, y sobre el día malo de sensaciones, ¿quien no los tiene?.....

Estás genial y el maratón es tuyo.

Un saludo
Quique

Tecolinha dijo...

En varios entrenos me he acordado de tus palabras: "no ceder al chantaje de la mente". Ha sido una frase que me ha ayudado mucho. Creo que ya te lo había dicho, pero te lo recuerdo y reitero mi agradecimiento a ella.
Un abrazo y mucho ánimo.
Espero que nos veamos el 25.

Rafa dijo...

Satur os leo a todos los que vais a correr la maratón y estaís (normal por otro lado) muy nerviosos, pero no hay que sacar conclusiones creo yo a estas alturas, solo salir correr y coger buenas sensaciones e ir al ritmo que te pida el cuerpo para ir cómodo, no es cuestión de forzar, lo que tenía que estar hecho, hecho está, lo de estos últimos días es mantenimiento solo y no comerse el coco, que maltrata lo suyo al resto del organismo.
Perdona por la parrafada, lo hago con la mejor de las intenciones si algo no ha gustado, disculpas de antemano.
Un abrazo Satur y cuidate.

Saturnino dijo...

Jan: Aún no le he encontrado explicación, pero no es el momento para perder las buenas sensaciones, y menos este año en el que ando algo escaso de ellas. Nos vemos en Mapoma y en la comida pre-carrera, ya iremos concretando.

Mij-Mij: La recuperación fue bien y antes de salir no me encontraba cansado, además de que el objetivo era rodar tranquilo; misterios de la ciencia.

Olga y Alfonso "Halfon": Y que sea de oreja a oreja. Nos vemos.

joni: Entonces es que anda por ahí algún virus; la vacuna el día 25. Si no nos vemos mucha suerte.

jose: A veces es complicado o lo complicamos nosotros; he llegado a pensar que puede ser la ansiedad de que llegue el día, por pensar algo positivo que para esa carrera no viene nada mal. Buen día, si señor, que a buen seguro repetiremos y esperemos que dando menos vueltas.

Risco: Nos veremos; la equipación ya la tengo pensaba y requetepensada.

Francisco Castaño: A lo del viernes no creas que acabo de encontrarle explicación, pero será lo que decís, un mal día; vamos caminando.

quico (elzorro): Este año lo deje un poco de lado, y de ahí me vienen las urgencias por coger el pulso.
manuel binoy: Por levantarse una y otra vez no va a quedar; si algo tenemos los que corremos es que somos cabezones y constantes.

VICMAN: Me has dado la solución, fue un día muuuy rarito.

JUAN: Que llegue el día, que es lo que estamos ya deseando.

biciatleta25: Ya lo respiramos por todas partes.

Quique: El pensar y darle vueltas a la cabeza al mismo asunto a veces es contraproducente, pero en esta ocasión me ha venido genial, me encuentro más motivado.

Tecolinha: No ceder nunca, si no estamos perdidos. Venga que ya estamos ahí; habrá que hacer por vernos.

Rafa: Perdonado éstas, aunque no hace falta pedirlo; tienes razón, el entrenamiento ya esta hecho, mejor o peor es lo que hay, ahora toca disfrutar de estos días de rodajes y disfrutar el día de la carrera.

Un beso para ellas y un abrazo para ellos.

Trapatroles dijo...

Lo mejor es que ya vuelves a tener sensaciones y la marathón está cerca. Suerte.
Si vas a la Marathón de Málaga, no dejes de ir a la Bodega El Pimpi y la taberna El Piyayo...al rico pescaito frito..jejeje

A de la Mata. dijo...

Satur: Echa los pensamientos negativos fuera, y piensa que vas a estar sonriente y feliz el dia 25. Como siempre, te envio fuerza y ánimo a tope. Cuidate, la labor está hecha. Un abrazo. A de la Mata.

Saturnino dijo...

SONIA: Queda lo mejor de la espera, ese repasar una y otra vez los últimos detalles, un lujo.

Rafa González: No sé quien tuvo la culpa; procuro olvidar el día; en breve ya estamos otra vez batiéndonos el cobre.

Trapatroles: Tomo nota, pero con lo queda aún habrá muchos momentos para ir perfilando la idea, de momento tomemos nota.

A de la Mata: Los tengo echados; sé que la importancia anímica en un maratón o carrera de larga distancia es muy importante, por eso procuro alejar los pensamientos negativos, hasta estoy pensando en seguir al globo de 1h30´, jeje.
Gracias y mucha suerte también para ti.

Un beso para ella y un abrazo para ellos.