sábado, 22 de mayo de 2010

PARA PENSAR

“El presupuesto debe equilibrarse, el Tesoro debe ser reaprovisionado, la deuda pública debe ser disminuida, la arrogancia de los funcionarios públicos debe ser moderada y controlada, y la ayuda a otros países debe eliminarse para que Roma no vaya a la bancarrota. La gente debe aprender nuevamente a trabajar, en lugar de vivir a costa del Estado”.

Cita de Marco Tulio Ciceron, año 55 a. C.

5 comentarios:

Risco dijo...

Buena cita.
Buena receta.

SONIA dijo...

El hombre es el animal estúpido por excelencia. Tan imbécil que cae y cae y vuelve a caer una y otra vez en la misma piedra. Las soluciones siempre han estado ahí; otra cosa es que los gobernantes y hombres poderosos, ambición pura, estén a la altura de las circunstancias. Ni en Roma ni ahora.

Un besín.

Miguel Mij-Mij dijo...

Has dado en el clavo, en el mismo centro de la diana. Saludos

Trapatroles dijo...

Marco Tulio Cicerón debió ser el antepasado de Zapatero...una gran cita.

joni dijo...

SI DESAPARECIERAN LOS POLITICOS QUE BIEN NOS IRIA A TODOS.
UN SALUDO.