viernes, 1 de junio de 2012

HACIA EL VALLE DEL SILENCIO


Mañana, por tercer año consecutivo, vuelvo a la Travesía Integral de los Montes Aquilianos. En la primera ocasión que afronte el reto lié a mi amigo Ángel, el año pasado fue mi amigo Ángel el que me lió a mí, y este año me he liado yo solo.
Hace un rato, mientras preparaba todo lo necesario para recorrer esos 61 kilómetros, he recibido la llamada de mi amigo, sé que mañana en la distancia subirá conmigo al Valle del Silencio, ese valle que hace dos años nos dejo enamorados con su belleza, y al mismo tiempo, él sabe que yo le echaré de menos en esa travesía. Hemos hablado, me ha deseado suerte y hemos dejado volar nuestra imaginación por un sinfín de futuras carreras.
Este año tendrá algo especial, Ángeles y Sonia estarán a mi lado en la salida, ellas harán la ruta corta, la de 44 kilómetros. Correremos juntos los primeros metros, después cada uno a su ritmo y hasta la meta. También serán de la partida mis amigos del "Nunca", Rodrigo y Rubén, Miguel y Susana, Pablo, Julio, Elena.
Ya está todo preparado: la pequeña mochila que acompañara mis pasos, la otra mochila que me esperará en algún lugar del camino, la planificación de la carrera y el objetivo que busco, los contratiempos que puedan surgir. Creo que no he dejado nada al azar.

4 comentarios:

Korrecaminos dijo...

Mucha suerte en tu nuevo reto que más que reto es una aventura de las buenas.

Un fuerte abrazo.

Raúl dijo...

Suerte Satur y que te vaya muy bien. Ya nos contarás

Tecolinha dijo...

Mucha suerte y a pasarlo muy bien.

Celina dijo...

Jooo, he llegado un poco tarde, pero espero de corazón que todo haya ido muy bien!