domingo, 29 de marzo de 2009

CALMADO Y COMEDIDO

Calmado y comedido, así es como se encuentra mi estado de ánimo, atrás he dejado ya tempestades, borracheras y resacas.
Calmado, con mucha calma, es como me he tomado los entrenos de la semana, que debido a la presencia de un pequeño pinchazo en mi pierna izquierda, concretamente por debajo de la rodilla, he tenido que modificar; empecé el lunes saltándome mi rodaje suave y corto, el que suelo hacer el día siguiente a una carrera, con el único fin de hacer buenos estiramientos al terminar, yo lo denomino rodaje de recuperación activa.
Ya el martes rodé 30´, con un día de retraso hice lo que no había hecho el lunes, con la presencia de la sombra del pinchazo rondando mi cuerpo; “no es buen momento para una sobrecarga”, pensé; si ya sé que para eso nunca es buen momento, pero ahora me pilla fatal.
El miércoles ya no hubo sorpresas y realice el entrenamiento programado con antelación, no podía haber más cambios, 46 minutos por el paraje de los pinos, recorrido de un sube y baja constante, que sin duda para el recorrido sinuoso del mapoma me vendrá bien; hoy las sensaciones no fueron malas y el temido pinchazo apareció fugazmente un par de veces, solo, que alegría.
El jueves descanso, y desde aquí pasamos a las series del viernes, mis odiadas y temidas series, no por duras, sino por aburridas, que voy a hacer me aburren y no lo puedo remediar, aunque desde hace poco he incluido en mis entrenamientos para ver si son capaces de sacarme del atascamiento de tiempos en que encuentro sumido; 3x2000 rec 2´, con unos tiempos que aunque no son muy buenos, si me han dejado satisfecho, 9´ 02´´, 8´ 53´´ y 8´ 42´´, más un rodaje de 20´ antes y 10´ después; poco a poco me voy encontrando más cómodo con este entreno y lo que es más importante mi cabeza lo va aceptando.
Y llegó el domingo, el del cambio de horario, y hemos pasado del grupo más o menos numeroso, pero grupo al fin y al cabo, de las semanas anteriores, a conformar un dúo, Mauri y yo fieles a la cita dominical.
Cita que debido al cambio de relojes, hemos retrasado una hora; y mientras decidimos el recorrido al que nos vamos a enfrentar, unos pequeños estiramientos para hacer boca, y ya decidido a rodar, el sube y baja de los pinos ha sido el elegido, y 1h 09 el tiempo invertido; he acabado con muy buenas sensaciones y satisfecho porque no tenido molestias, aunque esto no quita para que sigamos vigilantes.
Comedido, con mucha calma, afronto las cuatro semanas que me quedan para mi octavo mapoma, por delante tres semanas de duro trabajo y una de descanso y asimilación de ese esfuerzo realizado.

10 comentarios:

David Rodriguez Roures dijo...

Bueno pues espero que ese pinchazo desaparezca del todo y sigas entrenando bien,como es que te aburren las series jeje,a mi me encantan,lo que tienes que hacer es series diferentes,inventa te pirámides raras en las que estés entretenido,ya veras como funciona,por ejemplo un 3000-2000-1000-500 o algo así,un saludo.

Crazysoul dijo...

Lo primero es cuidarse amigo, un pinchazo puede no ser nada o el preludio de algo, esperemos que no sea nada.
Por otro lado, las series no sé porqué se nos atragantan a muchos, pero desde luego no se puede dudar de su peso en un entreno serio, si queremos aspirar a mejorar tenemos que pasar ineludiblemente por ahí.
Un abrazo amigo.

Juanito dijo...

Con el machaque que te vas a meter en las próximas fechas has hecho bien en cuidarte un poco esta semana de esas molestias, espero que no sean nada y que se queden en un pequeño sustito. Seguro que en estas cuatro semanas haces un gran trabajo. En cuanto a las series, yo aún no he empezado con ellas, pero me estais dando miedo.....un saludo.

Carlos dijo...

A mí me vienen muy bien unas sesiones de fisio previas a las citas importantes. Si no lo has hecho ya, te recomendaría un par de masajes de descarga para prevenir esos pinchazo y elimina pequeñas contracturas de las que no somos conscientes hasta que es demasiado tarde.

Suerte. ;-)

PD. Estoy contigo en el tema de las series: a mí también me aburren sobremanera...

Saturnino dijo...

David: Esperemos que desaparezcan todos los males; en cuanto a las series tomo nota de tú consejo y lo pondré en practica.

Crazysoul: Por eso me he decidido a hacerlas, porque estaba atascado en mis tiempos.

Juanito: Un poco de descanso nunca vienen mal; ¿las series? Yo no las tengo miedo, pero es que me aburren, prefiero salir a rodar.

Carlos: Realmente al fisio voy ya cuando tengo el problema, no antes, quizás sea un buen sistema; no eres el único que me comprendes en el tema de las series, pero veo que nos tenemos que rendir y afrontarlas.

Un abrazo.

More dijo...

AY!!! las series Saturnino,tambien son mi cruz,pero que vamos hacer son necesarias para mejorar tiempos,jeje...

Cuidate el pinchazo campeon.

Un saludo.

Rafa González dijo...

Buenas series. A mí a veces me han dado pinchazos suaves que no sé que significan y que al final se quedaron en nada, pero asustan, la verdad. A la mínima señal que nos dan las piernas hay que ir con mucho ojo.

Saturnino dijo...

More: cierto es que son necesarias, así que nos sacrificaremos; el pinchazo parece que es historia.

Rafa: Si asustan, además siempre aparecen cuando tienes algún objetivo a la vista, serán condenadas, jeje.

Un abrazo.

Paco dijo...

Mi consejo es que te cuides lo máximo posible de cara al maratón, a seguir!!!

SONIA dijo...

Con esos pinchazos hay que tener cuidado; normalmente son un buen aviso, pero qué te voy a decir. Con la maratón al caer ya sé que no te andas con tonterías. Quizás esta semana has estado más relajado (como todos después de la Media), aunque veo que ya le vas pillando el truco a las dichosas series. Confieso que pueden conmigo. A mí no me aburren! Las tengo manía!!