viernes, 27 de marzo de 2009

FIN DE LA RESACA

Si el otro día decía que “después de la tempestad viene la calma”, hoy diré que “después de la borrachera viene la resaca”, y al igual que el “otro día” si lo dicen no seré yo quien lleve la contraria; pero, hoy también tengo que poner un pero, eso puede valer para una borrachera etílica pero no para una borrachera de satisfacción.
En León durante prácticamente seis meses vivimos una borrachera de ilusión; el domingo vivimos una borrachera de júbilo, de gozo; y después de la carrera debería llegar la resaca, y esta debería aparecer poco a poco, despacio, muy despacio, pero no fue así, empezó pronto, ya durante la comida que celebramos los amigos del “Nuca correrás solo”, entre risas se hablaba de la "Carros del Foc", de los maratones de París, Finlandia, Nueva York, y quizás alguna más que no recuerde.
El lunes por supuesto seguimos de resaca, y ahora le tocaba el turno a Sonia, mi hija.
- “Búscame una media para mayo”, dice.
- “En mayo tenemos la de Benavides y la de Ávila, y yo tengo que ir a Ávila si o si”, le respondo.
- “Pues voy a Ávila” me espetó.
- “Como vas a ir Ávila, esta tendrá cuestas, mejor Benavides”, le contesto.
- “Bueno, Benavides”, replica.
Tomo nota dos medias en mayo.
El martes no paso nada, a parte de mi rodaje suave, por lo que pensé que había pasado toda sensación de euforia, pero me equivoqué.
El miércoles, seguía la resaca, se me acerca un compañero, de estos de los que corrió por primera vez una media el domingo, y me hablaba de una carrera de ocho kilómetros celebrar en La Bañeza a primeros de mayo, “Dios”, pienso, “Si en mayo ya tengo Benavides y Ávila, y el fin de semana anterior he corrido el Mapona”; y además mi amigo Ángel me dice que el próximo año 1h 35, pero por Dios Ángel que bebiste.
Aún así vuelvo a tomar nota La Bañeza, ocho kilómetros, primer fin de semana de mayo.
El jueves, pues el jueves no iba a ser menos, y nuevamente es Sonia, y esta vez a través de este blog.
- “¿La maratón? Ya lo he dicho; tengo fecha: el año que viene allí estaré!!” (esta cita es literal).
Vuelvo a tomar nota.
Hoy viernes, parece que ya se acabó la resaca, al menos y cruzo los dedos, de momento nadie me ha planteado ninguna carrera, nadie me ha hablado de ningún reto.
Y ahora en mi soledad me pregunto “¿Pero que os han dado estos últimos días?, ¿Queréis acabar conmigo?”, no se que pensar, pero si tengo una cosa clara, “Sí el cuerpo aguanta estaré en todas ellas, porque Nunca correrás solo”.

9 comentarios:

Tecolinha dijo...

jejeje, pues brindo por esa resaca, y, por cierto... el 5 de abril es la media de madrid ;-)

Ángel dijo...

¡Cómo tienes la agenda, Satur!, y además, para rematarla, en Junio los 100km en 24 horas, no te olvides.

Lo de Nueva York, Finlandia, etc.., es un sueño, aunque algún día quién sabe.

Se me olvidaba, ¿no comentaste algo en la comida de una carrera que cruza de lado a lado una de las islas?, lo dejo ahí...

Lo de Sonia por otra parte es normal, ¡de tal palo, tal astilla!, ya lo dice el refrán. Has abierto en casa la caja de pandora, y te veo sudando la gota gorda en los entrenos, porque Sonia seguro que progresa, y mucho, y es que una vez que el gusanillo entra en el cuerpo, es difícil controlarlo. En fin, no queda más que animarte Sonia, ¡A por tu reto!, que con los genes que llevas seguro que lo superas con creces.

A mí por el contrario, la euforia me está subiendo, porque aunque con alguna ligera molestia, noto que "el ganso" poco a poco ha decidido volar e irse, ayer sin ir más lejos corrí 1h 20m y todo bien, ¡toquemos madera!.

Saludos amigo, y te espero en el MAPOMA 2009 (estaré detrás tuyo, al menos un cuerpo, y hasta que el cuerpo aguante, para que no digas luego).

Crazysoul dijo...

Diós! que marcha teneis en el cuerpo, vais a acabar con más kiómetros que los baules de la Piquer...jaja, bueno supongo que en más de una nos veremos, al menos en Benavides me gustaría estar ya que fué mi bautizo en el mundo de las grandes distancias.
Saludos y que siga esa resaca.

Saturnino dijo...

Tecolinha: Brindemos pues; el día 05 voy a correr los 10 kilómetros de Langreo

Ángel: Yo la tengo apretada, y más que me la queréis apretar, jeje. La de los 100 ya estaba apalabrada. La de las islas lo hablamos el sábado, durante la bebida, cuando me decías que afectaba al tendón de Aquiles, hay que hacer un estudio científico de este tema. Y los sueños son para hacerlos realidad. Nos vemos en Mapoma y aquí te dejo ir a la par.

Crazysoul: De estas conversaciones salen después las maravillosas locuras que hacemos; y por supuesto que coincidiremos en alguna, sin ir mas lejos en Mapoma.

Beso para ella y abrazos para ellos.

Carlos dijo...

Jajajaja... Te entiendo perfectamente. A mí también "se me calienta la boca" con mucha facilidad y cuando me quiero dar cuente tengo el calendario lleno...

Suerte con todo. ;-)

Daniela Haydée dijo...

Nunca me he emborrachado (soy abstemia), y probablemente no sepa hasta qué punto una resaca puede llegar a ser "resacosa", pero me he ido haciendo una idea leyéndote, y creo que no me gusta, no me gusta nada.

Al menos, espero que antes de la "resaca" la "borrachera" mereciera la pena :)

Un abrazo.

Juanito dijo...

Como te meten caña, jejeje, anda que vaya primaverita vas a tener, maratón, dos medias, la de ocho kilómetros....no es mucha tralla? pero como dices, hasta que el cuerpo aguante, y que sean muchos años, un saludo.

David Rodriguez Roures dijo...

Desde luego faena tienes para rato jeje,de todos modos debe de ser un lujo que tu hija le pegue al mismo deporte que tu,había visto su blog alguna vez a través de otro,pero no sabia que era tu hija,debes de estar orgulloso,un saludo y suerte co los entrenes jeje.

Saturnino dijo...

Carlos: Sin querer nos metemos en cada charco, pero salimos de ellos y cumpliendo además.

Daniela: En este caso mereció la pena, la borrachera y la resaca, y todo lo que le rodeo.

Juanito: Me dejo meter caña, pero disfruto con ella, porque en la mayoría de ellas cuanto con la compañía de amigos y seres queridos, que es lo bonito.

David: Acabaremos esta faena y nos meteremos en otra; si es un lujo y un orgullo que mi hija se haya enganchado, aunque esto al menos al principio haga que tenga que correr alguna carrera más.

Un beso para ella y para vosotros un abrazo.