miércoles, 18 de marzo de 2009

EN PAZ CON EL MUNDO

No me conformo con el objetivo inminente, al menos hasta hoy nunca lo he hecho, aún no he corrido una carrera y ya tengo otros retos en la cabeza; no paro o no quiero parar, no sé muy bien, pero estos desafíos me ayudan a estar a gusto conmigo mismo y en paz con el mundo.
Con insolencia y mucho atrevimiento voy buscando proyectos que exijan a mi cuerpo el máximo de esfuerzo, tanto en su preparación como en su puesta en escena; no busco realizar un acto heroico, ni busco un protagonismo que bien sé no merezco, tampoco lo necesito, tengo el reconocimiento de los míos y eso ya me llena plenamente.
Al elegir un reto determinado no quiero perseguir un sueño, quiero simplemente que estos se conviertan en una realidad, puede ser una media, una maratón, una de 100, o una de montaña, todo vale con tal de que me pida sacrificio y me obligue a ser constante en mis entrenamientos.
Todo ese trabajo y ese esfuerzo hacen que cuando el sueño se convierte en realidad alcance la felicidad.
Cinco subidas al Angliru. Cinco sueños hechos realidad. Cinco momentos de felicidad.

9 comentarios:

Abe dijo...

"Constancia", una señora que raras veces para por mi casa.
La constancia es lo que más destacaría de esto del correr, encontrarla es todo un logro, yo sigo en la búsqueda.
Y no seré yo, aunque debiera el que haga un chiste fácil... pensándolo mejor es lo que se espera de mí y no puedo defraudar a mis seguidores...
Bueno te lo digo el fin de semana ;D
Un saludo constante.

RAFAEL GONZÁLEZ dijo...

Jo, cómo te entiendo. Has plasmado perfectamente lo que yo siento. Me gustan los retos, es más no sé si yo podría correr por correr sin tener una fecha en la que darlo todo y a la que mirar en cada entreno.

ALVARO RUIZ dijo...

A seguir Saturnino , estas hecho un crack , un abrazo

Carlos dijo...

Eso es lo que nos mantiene en marcha y no sólo en el atletismo, sino en la vida en general: los retos, los desafíos, los sueños por cumplir...

Ignoro si habrá alguna otra entrada hasta el domingo. Si no es así, mucha suerte. ;-)

LORENZO dijo...

Te entiendo perfectamente, me pasa igual. No hay mejor sensación que la de trabajar hacia una meta y saber que las únicas fronteras se las pone uno mismo. El querer es poder y es una forma bonita de vivir.
Saludos.
Lorenzo.

More dijo...

Lo clavaste Saturnino,esa es nuestra historia.

Un saludo.

SONIA dijo...

Hoy puedo decir que te entiendo perfectamente. El domingo tenemos reto nuevo y hoy tocaba soltar un poco. ¿Te das cuenta que te pregunté cuándo era la próxima carrera? Supongo que ya estoy contagiada para siempre y me gusta. No concibo mi vida sin el running. Y mucha culpa la tienes tú.
Un beso!!

Crazysoul dijo...

Preciosa entrada, creo que no puede ser más claro, y me sumo a esa manera de pensar y sentir esta manera de vivir, de ser feliz.
Enhorabuena por todo lo conseguido y por lo que venga en el futuro.
Un abrazo amigo y hasta el domingo.

Saturnino dijo...

Abe: No cejes en tu búsqueda; espero el domingo el chiste ¨fácil”.

Rafael: Difícil es salir a correr sin tener nada al frente, un objetivo ayuda y mucho.

Álvaro: Seguir, seguiré, pero lo de crack….

Carlos: Que sería de nuestras vidas sin el atletismo, tendría que rellenar ese gran hueco con algo, y ahora no se me ocurre nada mejor. Gracias.

Lorenzo: Es bonito luchar por un objetivo y hacer de ese objetivo una forma de vida.

More: Nuestra historias, nuestras vidas.

Sonia: Me alegro de tener la culpa de algo tan bonito, el atletismo es sacrificio y se necesita mucho tesón, esfuerzo y no rendirse nunca, porque así se consiguen los objetivos; al igual que en la vida diaria; nada es fácil y no hay que rendirse ante las adversidades.

Crazysoul: Que compartamos mucho tiempo de felicidad. El domingo nos veremos, aunque no pienso seguir tu ritmo, jeje.

Besos para ellas y abrazos para ellos.