viernes, 5 de marzo de 2010

OBJETIVO CONSEGUIDO

A los entrenamientos semanales les faltan las dos tiradas largas; para una de ellas, la de hoy, tenía concertada cita con mi compañero, con el que pretende bajar de 1h50´ en la media de León, para hacer una tirada por el carril bici de la ribera del Torio (de unos 15 kilómetros, aunque creo que le faltan unos 600 metros); con la vista puesta en bajar de la 1h15´, ya que en la otra ocasión en que lo habíamos realizado empleamos un tiempo de 1h17´, cinco minutos por debajo de su mejor marca.

A las 10:00 horas teníamos la cita, y a esa hora nos encontramos los dos dispuestos para el comienzo, y sin más demora y no teniendo que esperar a nadie más empezamos a rodar; mi labor como liebre es que al menos baje de la 1h15´ para que recuerde esas sensaciones el día de la carrera, así que salgo con ritmo exigente desde el principio, siempre mirando por el rabillo del ojo a mi compañero para que no sufra en exceso en estos primeros kilómetros; los metros van cayendo y él se encuentra bien, aguanta perfectamente mi estela; controlo el crono y veo que vamos por debajo de cinco minutos el kilómetro, lo que nos llevaría a culminar el entrenamiento con éxito; llegamos al Villanueva del Árbol, en 35´20´´, mejor de lo pensado.

De regreso (sobre nuestros pasos) y durante los primeros metros cogemos aire, para así enfrentar la vuelta con más garantías; poco a poco volvemos a los ritmos anteriores, mi compañero sigue aguantando como un campeón y a estas alturas sé que conseguirá cumplir el objetivo de hoy; seguimos prácticamente al mismo ritmo, con la respiración agitada, apenas hemos intercambiado cuatro frases, último kilómetro, últimos metros, apretamos los dientes, 34´39, mucho mejor de lo pensado.

Con un tiempo total de 01:09:59, a un ritmo medio de 04´55´´, mi compañero miraba el crono una y otra vez, no sé lo creía; así que casi estoy seguro que si no se vuelve loco bajará de 01h50´, e incluso podría estar por debajo del 45´, pero esto de momento no se lo voy a decir, e incluso no llegaré ni a comentárselo.

7 comentarios:

joni dijo...

Lo relatas fenomenal.
Yo si me pongo a correr una media solo creo que la haría en 1,35h en el mejor de los casos, ahora bien, si vas con alguien que te marca el ritmo, puedo aguantar ritmos muchísimo mas exijentes, es el poder de la mente, que en mi caso, cuenta más que el físico.
Un saludo.

Tecolinha dijo...

:-)
Es una buena forma de "decírselo", jeje.

Jan dijo...

esperemos que tu compañero no sepa leer...

buen rodaje

un fuerte abrazo

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Menuda liebre se ha buscado tu amigo, si ha aguantado los 15 km a ese ritmo, 1:50 lo tiene debajo de las zapas. Pero lo mejor es que no se lo digas y además hasta el 21 le cortes el acceso a internet.

Un abrazo,

Pepemillas dijo...

¡¡Pedazo de liebre que estás hecho!!
Espero que Miguel no lea esto y la tome con nosotros en algún entrenamiento o en alguna carrera.

Un fuerte abrazo, Satur.

Saturnino dijo...

joni La mente es muy importante y creo que en la mayoría aporta más que el físico, aunque muchos no quieran reconocerlo o lo ignoren.

Tecolinha; No sabe de este blog, así que creo que no lo sepa.

Jan: Sabe leer, pero no sabe de este sitio.

Olga y Alfonso "Halfon": No sé lo diré, que se sorprenda él solo.

Pepemillas: Espero que Miguel sea benévolo y que en este caso no me tome como ejemplo, además el hacer de liebre exige un montón.

Un beso para ella y un abrazo para ellos.

EFESOR dijo...

Qué buenos tiempos. Yo quiero conseguir en la HCR el mismo tiempo que tu amigo en Leon; 1h50m y si es menos mejor!