martes, 5 de abril de 2011

2, 1, MAPOMA

El tiempo transcurre ajeno a mis deseos e indiferente a la realidad que me rodea; cada semana, cada día, cada zancada me acerca a un Mapoma antes lejano y vivido con tranquilidad, y ahora su cercanía me produce cierta ansiedad; sensación que por conocida no es menos intensa, además de pensar que es necesaria para seguir manteniendo el respeto que correr un maratón me merece.

La semana aunque ha sido un desastre en cuanto a la planificación de los entrenamientos no lo ha sido en lo referente al número de salidas y de intensidad de las mismas.

Tres rodajes, martes jueves y viernes, seis diez y doce kilómetros respectivamente, con una intensidad entre cinco y cinco quince, sin series, solo correr y ganar en confianza, solo correr y saber a qué ritmo llevaremos Mapoma, duda que agradablemente me ronda la cabeza desde hace dos semanas, quizás algo más, y que la salida del domingo ayudará a solventar.

A las diez de la mañana he quedado con Sonia; hoy haremos un recorrido de unos veintiséis kilómetros que hago siempre dos semanas antes de Madrid, duro y exigente y que suele marcar los tiempos del Mapoma, nunca me ha fallado; así que empezamos con la idea de correr al ritmo que pretendo marcar el día diecisiete, y que Sonia está más que capacitada para seguir; poco a poco cogemos el ritmo que nos acerca al conocido Portillín, Tendal, Paradilla, Camino Santiago, San Felismo, Arcahueja, el encuentro con Mauri, Valdelafuente, Puente Castro, La Candamia y final de trayecto, buenas sensaciones y buenas perspectivas; al final no queda más remedio que mirar los fríos números, 26500 metros, 2h28m, 5m36s de media, y esos números me llenan de mesurado optimismo.

A pesar de ese optimismo debemos seguir con los pies en la tierra y no dejarnos llevar; debemos ser conscientes de que una maratón es muy larga y sobre todo, que se hace muy larga; que siempre surgen momentos de dudas y de sufrimientos, y hay que estar preparados para ello; pero quizás lo más importante, aparte de los entrenamientos, sea la mentalización positiva, y ahora es el momento de pensar en positivo, de meter en nuestra cabeza que seremos capaces de disfrutar y de sufrir, y que cruzaremos la meta con una sonrisa en nuestros labios.

13 comentarios:

Carles Aguilar dijo...

Bien.... Con tu experiencia no dudo que lo tendréis un poco mas fácil ... Pero acabar un Maratón siempre es una incógnita.
Hay que mantener la mente centrada .Mapoma siempre es exigente..

Raúl dijo...

Tal y como lo habéis llevado seguro que lo conseguís. Que vaya bien esa tirada de 26

Jan dijo...

esos 5,36 de media son una pasada, tanto que me da miedo ir pegadito a tu hombro...

Rafa dijo...

Satur MAPOMA llegará inevitablemente, porque el tiempo no para, te diría que intentes no pensar tanto en ello, no te obsesiones, dar tantas vueltas al coco es algo que hacemos todos en la última parte de la preparación para una maratón, pero la experiencia me dice que no aporta ningún beneficio la mayoría de las veces, sal a correr, con Sonia las más veces que puedas para compenetraros más si cabe y coger confianza, y lo demás viene solo, estresarse demasiado no es bueno, dos semanas dan para mucho, y alguna salida más para meter kilómetros a las piernas.
Nos vemos el 17 en la kedada en la puerta del ayuntamiento (para mi Correos de toda la vida).
Un abrazo

JUAN dijo...

Leyéndonos a todos, se ve: ya está aquí
Nos vemos el 17
JUAN

CarLitros dijo...

Satur, me hace estar tranquilo que vayas a estar a su lado. Sabrás darle el punto justo de valentía y cordura.
Estaré pendiente, en Londres, pero pendiente.

Un abrazo

A de la Mata. dijo...

Satur, esta carrera os va a traer muchas satisfaciones. Las mereceis todas, por el trabajo metodico y concienzudo que habeis realizado. Habeis sembrado mucho y bien, ahora toca recoger una buena cosecha. Mucha Fuerza para el tandem. Un abrazo.

Maier dijo...

Satur la mentalizacion juega un papel importante en un maraton... el entreno lo lleváis, pero como se pasan momentos, de todos las colores.. ser fuerte de cabeza es primordial, así que en la cabeza, solo hay que tener voy a llegar y voy a llegar.
Yo seria cauteloso con los tiempos a llevar... el maratón no perdona y si te pasas.. lo acaba uno pagando seguro.
Animo que queda poquito.

Korrecaminos dijo...

Satur, sería un lujo compartir con vosotros los últimos 42 kilómetros de este Maratón. No llevo pretensiones, acabarlo si fuera posible y sobre todo disfrutarlo, al fin y al cabo trabajo la noche anterior y soy consciente de lo que ello conlleva pero es que el magnetismo de esta carrera es demasiado fuerte.

Un saludo.

Dani dijo...

Ya veo que le has quitado el 3 a la cuenta atrás... jeje. Bueno, pues por lo que contáis (ambos) en vuestros respectivos, la cosa está hecha, visto para sentencia que dirían los legalistas.

Vais genial y seguro que lo haréis estupendamente. Ánimo, que la próxima entrada habrá que quitarle otro número.

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Satur, queda realmente poco. Lo tenéis todo para disfrutar/sufrir una gran Maratón.

El 17 a las 8 en la puerta de Correos, mientras tanto los nervios irán creciendo.

Un fuerte abrazo

Jaal, Corredor Incierto dijo...

Nos lo debemos creer, es necesario.

Sátur, Saludos desde La Elipa.
Jaal

Sonia dijo...

El trabajo, por fin, ya está hecho. Ahora toca lidiar con los nervios y el histerismo; ese es otro cantar...

Besín!