sábado, 16 de abril de 2011

MAPOMA: A UN DÍA




Ya hemos recogido nuestros dorsales, 645 y 3504; ya sentimos el soplo del maratón, las mariposas revolotean a nuestro alrededor, y nuestros corazones empiezan a ser invadidos por la alegría.

Corazones divididos, porque quien nos proporciona el aliento más desinteresado, nuestro particular Ángel de la Guarda no puede estar con nosotros compartiendo estos momentos. Se encuentra en León, donde hoy, a las 18:00 horas, con Sandra unos puestos más atrás, elevará su Virgen de la Esperanza hacia el cielo leonés, y seguro que alguna plegaria se filtrará entre la tela de su capillo pidiendo suerte para los maratonianos, y en especial para su hija. Pero esa parte del corazón que permite que estemos donde queramos, estará allí, con ella, ayudando a levantar esa Virgen de la Esperanza, sintiendo a cada paso su alegría y también su pena.

Pero el domingo la tendremos con nosotros, bien en Lago o bien en el Retiro, aunque a todos nos gustaría que fuese ya en el Retiro, en la meta, porque eso sería buena señal.

Bueno, ya solo un día, se acaba esta serie de entradas maratonianas, donde solo he querido motivar a mi hija y que solo pensase en la entrada que su padre le dedicaría al día siguiente.

Suerte a todos y como dijo Sonia: Nos vemos en Mapoma.

7 comentarios:

gargar dijo...

Suerte para los 2!!! y mucho ánimo para afrontar los 42 km!! un abrazo

ANGELES dijo...

NUESTRO PEQUEÑO ALIENTO ETERNAMENTE DOS BESOS

Sandra dijo...

Este año con el corazón dividido... buena puja y mejor maratón!
Besos a los dos y nos vemos en "unas horas".

Rafa dijo...

Alea jacta est Satur, (la suerte está echada), y seguro que está muy bien echada.
Nos veos mañana antes de la salida.

Antonio Morales dijo...

Mucha suerte a los dos...acabo de conoceros y con vuestro permiso os agrego a mi blog. Felicidades.

Korrecaminos dijo...

Has motivado a tu hija y alguno mas, te escribo este comentario desde el trabajo, mañana salgo de aquí y tras pasada por casa os veo en el Ayuntamiento. Con eso te digo todo.

Un abrazo Satur.

Fernando dijo...

FUERZA Y HONOR MAESTRO.-