jueves, 22 de octubre de 2009

Y, ¿UN TÉRMINO MEDIO?

Ahora en que me vienen a la memoria aquellos días de descanso a orillas del Mediterráneo, los paseos interminables por sus playas; ahora recuerdo y tengo muy presente la planificación de la temporada que hice salpicado por sus aguas, las carreras en que podría correr (y todas en las que me gustaría estar), y los objetivos que querría conseguir.
Y en estos momentos, a estas alturas de la temporada, cuando aún queda mucho por delante, la euforia es la reina de mi mente, la euforia se ha desatado en mi entorno de amigos, euforia debida a los últimos resultados, unos resultados con los todavía no contaba, pero que bienvenidos sean.
Mis metas eran y siguen siendo realistas, metas que con un poco de esfuerzo podré alcanzar o al menos luchar por conseguir. Bajar de 1h40´ en media maratón y de 3h45´ en maratón; esta a mi alcance. Los lugares elegidos, no podían ser otros, León y Madrid, respectivamente.
Por otro lado están las metas que para mí quieren mis amigos, los que bien me quieren (que querrán los que me odian), estos buenos hombres me hablan de cifras que ojala pudiera lograr, nada me gustaría más, pero creo que su euforia es mayor que la mía. Me hablan de 1h35´ en media y 3h30´ en maratón, ¡uf! casi nada, cifras que hoy por hoy me producen mareo.
También recuerdo esos comienzos (desesperantes) en que las cosas no salían; ese momento en que todo cambio, en que del negro pasamos al blanco, y los entrenamientos empezaron a dar sus frutos; pero también es cierto que no debemos dejarnos llevar por la alegría desmedida, y seguir con los pies en el suelo, evitando que la embriaguez de los resultados nos lleven a forzar en nuestros entrenamientos, a sobrevalorar nuestro cuerpo, y volvamos a pasar del blanco negro.
Los planes van saliendo, pues dejemos que sigan su curso, sin comernos la cabeza, sin variarlos, y así quién sabe, igual encontramos el término medio; un término medio entre mis metas y las de mis amigos.

12 comentarios:

Risco dijo...

Me gustará acompañarte en el segundo de tus objetivos.
Quien sabe...

Ángel dijo...

Lo importante es entrenar con cabeza y ser realista en los objetivos, como bien dices. No hay que dejarse llevar por la euforia de los resultados, pero también hay que pensar en que éstos cantan.

Yo te veo bien, un año más viejo (¡¡¡felicidades campeón!!!), pero bien, progresando adecuadamente. El futuro dirá.... De todas formas, cuenta conmigo para MAPOMA.... aunque sea en 3h 45' (recuerda que el año pasado pasamos la media en 1h 50').

Abrazos para la familia.

Crazysoul dijo...

Compartimos citas clave, León y Madrid están marcadas en rojo en el calendario del próximo año.
Como amigo y como compañero de kilómetros, no es bueno dejarse llevar por las euforias, pero un poco de ilusión nunca viene mal para encarar los entrenamientos con mejor cara, y además que narices, ¡soñar es gratis!
A por tus objetivo Saturnino, con optimismo y con ilusión.
Un abrazo.

CarLitros dijo...

Desde luego que no es bueno dejarse llevar por las euforias, pero también es cierto que hay que ponerse metas difíciles también es síntoma de ilusión por mejorar.

Poco a poco, y tal vez las segundas (1h35 y 3h30) lleguen sin darte cuenta.

Un abrazo

jose dijo...

La motivación y la ilusión por mejorar es fundamental para seguir nuestras rutinas de entrenamientos, y a tí veo que no te falta. Seguro que esta temporada será mejor que la anterior. Un saludo.

Anónimo dijo...

SI me dicen hace 9 meses que iba a correr 4 medias maratones en un año (yo que no había corrido más de 1 hora seguida) hubiera pensado que estaba soñando. Después del 1:38 de la Bañeza no puedo pensar en otra cosa que nosea bajar de 1:35 en la proxima media (¿León?), con lo que no me atrevo (de momento) es con el maratón. Pero ya hablamos el sábado para bajar de ese 1:43 que tienes. Es alcanzable. L.A.

Jan dijo...

Plas plas plas (aplausos). Has explicado perfectamente lo que pasa por mi mente estos días, lo difícil que resulta realista a medio plazo frente a emocionarse demasiado por resultados de corto plazo. Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo

SONIA dijo...

Yo te animo a que sueñes y ni falta que hace que te explique mi teoría sobre los exámenes, bien aplicable a las carreras: proponte grandes objetivos y obtendrás grandes resultados. Igual no llegas a 3h30' ni 1h35', pero sí a 3h35' ó 1h33'. Quién sabe. Trabajo para ello y mantén la ilusión de conseguirlo (hace un año, recuérdalo: se supone que yo no era capaz de acabar una media maratón).

Un besín!!

ALVARO RUIZ dijo...

Lo importante disfrutar y todo lo que venga luego bienvenido sea , un abrazo

Paco dijo...

En el equilibrio esta la virtud!

Quique dijo...

Hola Saturnino, ya verás como sin darte cuenta te salen los tiempos que esperas, aunque lo mejor es no obsesionarse y seguir entrenando igual de bien....

Saludos
Quique

A de la Mata. dijo...

Gracias Satur por los ánimos. Son muy importantes en todo momento. Por eso tb te animo a que sigas con la preparación para Zaragoza y si consigues tus objetivos, bien; Si son los que te vaticinan lo amigos mejor y si por cualquier circunstancia las cosas salen peor, paciencia que esto no se acaba. Habrá otros momentos. Ya he visto que habeis disfrutado con la carrera del sábado. Asi me gusta, no todo va a ser "sufrir". En Bilbao bien. Vi cuando estaba cenando, pasar al chico de vuestro club (con coleta, corrio en la Bañeza) con una chica pazito a pazito. Me hice notar para darle un último aliento, pues la meta la tenia cerquita. Saludade. A cuidarse. A de la Mata.