viernes, 18 de junio de 2021

RE-VERSOS: GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER


Volverán las oscuras golondrinas

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán.

Pero aquellas que el  vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha a contemplar,
aquellas que aprendieron nuestros nombres…
¡esas… no volverán!

Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,
y otra vez a la tarde aún más hermosas
sus flores se abrirán.

Pero aquellas, cuajadas de rocío
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer como lágrimas del día…
¡esas… no volverán!

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará.

Pero mudo y absorto y de rodillas
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido…; desengáñate,
¡así no te querrán!

De Gustavo Adolfo Bécquer

domingo, 18 de abril de 2021

RE-VERSOS: SALVADOR LAPEÑA



Para ti, todo el tiempo

Qué se puede hacer con el tiempo
cuando la ausencia llena
cada llama del amarillo fuego
y la distancia rompe todo lo que amas
como un frágil cristal... azul y viejo.
 

Quizá abrazarte a la nada
con el secreto deseo
de que no sea tiempo
eso que cuentan los acompasados
latidos del corazón.
 

Que no sea tiempo lo que separa,
que las miradas no sean tiempo,
que los planetas dibujen sus invisibles órbitas en tus ojos
y que se llenen de besos, de caricias, de sueños sin tiempo.
 

Hacer posible lo imposible,
dormir sobre el breve filo de la existencia,
cambiar los secretos ecos del alma
por la vida sin tiempo, de tu boca.

 de Salvador Lapeña

sábado, 7 de noviembre de 2020

RE-VERSOS: PEDRO SALINAS


No rechaces los sueños por ser sueños

No rechaces los sueños por ser sueños.

Todos los sueños pueden

ser realidad, si el sueño no se acaba.

La realidad es un sueño. Si soñamos

que la piedra es la piedra, eso es la piedra.

Lo que corre en los ríos no es un agua,

es un soñar, el agua, cristalino.

La realidad disfraza

su propio sueño, y dice:

«Yo soy el sol, los cielos, el amor».

Pero nunca se va, nunca se pasa,

si fingimos creer que es más que un sueño.

Y vivimos soñándola. Soñar

es el modo que el alma

tiene para que nunca se le escape

lo que se escaparía si dejamos

de soñar que es verdad lo que no existe.

Sólo muere

un amor que ha dejado de soñarse

hecho materia y que se busca en tierra.

 de Pedro Salinas 

domingo, 11 de octubre de 2020

“HASTA LOS GÜEVOS”

"No me lo cuentes escríbelo" me dijo mi amigo Anselmo. Y quizás, sin saberlo, me sirbió de motivación, o acicate, para volver a este mi querido blog. Y ponerme a escribir lo que le estaba contanto.

C asi acababa de empezar el año. Apenas habían transcurrido dos meses y un poco, y el mundo, la vida, se volvía triste y gris. Por entonces no sabíamos que todo nuestro universo iba a cambiar; aunque pronto la realidad nos mostro el cambio.

Nuestras rutinas se pararon, y de golpe. Se pasó, sin darnos cuenta, de la normalidad a la “nueva normalidad”, como les gusta decir a nuestros politicastros. La falta de libertad y de libertades ahora se llama “nueva normalidad”.

Nos han  cambiado nuestra forma de vivir, nos han limitado los movimientos, nos prohíben ver a los nuestros; nos obligan a adoptar medidas que no sirven para nada. Si en vez de cogérsela con papel de fumar se dedicasen a hacer una “puta ley” que castigue a toda esa gente insolidaria, que con sus desmanes están propagando el virus, en vez de hacer pagar a justos por pecadores.

Y así queda escrito, aunque he de decir que no se libró de que se lo contase.

sábado, 11 de julio de 2020

RE-VERSOS: FRANCISCO VILLAESPESA

Humildad

Ten un poco de amor para las cosas:
para el musgo que calma tu fatiga,
para Ia fuente que tu sed mitiga,
para las piedras y para las rosas.

En todo encontrarás una belleza
virginal y un placer desconocido...
Rima tu corazón con el latido
del corazón de la Naturaleza.

Recibe como un santo sacramento
el perfume y la luz que te da el viento...
¡Quién sabe si su amor en él te envía

aquella que la vida ha transformado!
¡Y sé humilde, y recuerda que algún día
te ha de cubrir la tierra que has pisado!

de Francisco Villaespesa

lunes, 18 de mayo de 2020

55 DÍAS


No voy a hablar de cine, así que no se trata de la película 55 días en Pekín; sino que fueron los días que estuve sin poder salir a correr, algo que a muchos les puede parecer una cosa baladí, pero que para mí si era importante, ya que correr me aportaba paz y tranquilidad.
Así que sí, cincuenta y cinco días fueron los que estuve sin salir a correr; desde el día 11 de marzo hasta el día 05 de mayo, los tres primeros por voluntad propia y el resto por falta de libertad.
En todo ese tiempo tenía que haber corrido un maratón, y alguna que otra carrera, y en vez de eso me tuve que conformar con el ejercicio casero. Ejercicio, que si bien me mantuvo activo y  me ayudo a soportar mejor el tiempo, no me sirvió para la calle, por lo visto en las primeras salidas que hice.
Ahora que puedo volver a disfrutar del correr, me gusta hacerlo en silencio, entre los pinos; corriendo con la sola compañía del trino de los pájaros; corriendo lejos de aglomeraciones. Me gusta volver a disfrutar del correr absorto en mis pensamientos, distraído en mis recuerdos; en correr solo conmigo.

domingo, 19 de abril de 2020

DOLOR Y PENA


Poco han cambiado las cosas; tan poco que casi todo sigue igual. Bueno parece ser que ahora van a poder salir los niños, que ya era que los mas pequeños puedan respirar un poco de aire fresco. Ahora que todo siga mejorando y "estos" hagan las cosas con lógica y no por intereses.
Por lo demás, sigue el mundo irreal. Siguen las mentiras, y todos parecemos sedados por verdades adulteradas.
Me asomo a la ventana y veo las calles tristes; de dolor. ¿Dónde quedó nuestra risa?. Me imagino todo el dolor de todos los que han perdido, por culpa de este bicho, a algún ser querido; pienso en su corazones doloridos.
No, ya no tengo ganas de aplaudir a tantos y tantos y tantos héroes. Ya no me salen los aplausos, lo único que sale de mi son lágrimas de pena. Tengo ganas de llorar por cada uno de los más de veinte mil fallecidos. Descansen en paz.